• Friday, May 24, 2024

Audios VAR: lo que se dijo durante los polémicos goles anulados a Peñarol

Se confirma que fue correcto invalidar el primer tanto, pero el procedimiento utilizado para el segundo tiene muchas inconsistencias

La Asociación Uruguaya de Fútbol liberó en las últimas horas a través de su canal AUFTV  los videos y audios de los dos goles anulados a Peñarol el sábado a la tarde en lo que fue la derrota 1-0 en su visita a Danubio. Se comprueba que en el primero estuvo bien tomada la decisión, pero en el segundo los elementos que de desprenden de las charlas del equipo arbitral siguen siendo confusos y no parece existir uno contundente para el cambio de decisión que adoptó Christian Ferreyra.

Comencemos por el primero, convertido al minuto 7 de juego por Abel Hernández. El contexto es: centro de Kevin Méndez desde adentro del área y golpe de cabeza del delantero aurinegro que termina en la red.

A continuación el relato de lo ocurrido en el VAR:

– El que cabecea está habilitado, pero la posición de Menosse… ¿Menosse le disputa al defensor? Para mí está está en posición, pero es fino. Hace todo el gesto de saltar Menosse. Christian, vos viste algo? —pregunta Martín Soppi, el asistente que no había levantado la bandera para señalar fuera de juego del defensor aurinegro.
– No, nada. Para mí limpio —responde el árbitro principal.

Desde el VAR se escucha el diálogo:
– Menosse va y salta en busca del balón. La interferencia está —dice Esteban Ostojich.
– Christian (…), hay interferencia de Menosse. Vamos a trazar líneas para ver si está en posición o no. Tenemos que calibrar líneas —comunica Richard Trinidad.

Se escucha a Ferreyra dialogar con Menosse y aparentemente el jugador le dice que no saltó. “Yo no te vi saltar, pero están evaluando ellos si hubo interferencia o no”, responde el árbitro.

– Está fuera de juego, quiere participar y tiene contacto con el defensor —dice Ostojich y entonces Ferreyra es invitado a un On Field Review (OFR o chequeo del monitor en campo).
– Consideramos que el jugador va en busca del balón y hay un contacto con el defensor —indica Ostojich, con lo cual Ferreyra coincide.
– Cambio la decisión entonces —anuncia el árbitro.

Se escucha que desde la cabina se informa que todo el proceso demoró 2 minutos 30 y luego se observa que Ferreyra hace el gesto de que vio el monitor, levanta la mano y sanciona posición adelantada con interferencia de Menosse. En resumen: bien anulado el tanto.

Es hora de pasar entonces a la segunda polémica, la ocurrida en el minuto 45+3 cuando Kevin Méndez otra vez manda un centro (ahora desde la izquierda) y Abel Hernández lo conecta para anotar.

– Ese estaba habilitado —comunica el asistente Soppi por el intercomunicador apenas Méndez recibe el balón— y añade: “¡Vale, vale, vale!” cuando la pelota toca la red.

Sin embargo, en medio de este último grito repetido se superpone la voz aparentemente de Trinidad desde el VAR que dice: “Veamos si no hay una posible interferencia desde el inicio”, a lo que Ostojich responde: “Bueno”

Mientras se producen los diálogos, se observa en el video a los futbolistas de Peñarol celebrando en el rincón del campo en el cual estaban sus hinchas y a los de Danubio caminando hacia la mitad del terreno sin que ninguno de ellos esbozara una protesta a Ferreyra, quien está parado solo mirando la celebración aurinegra.

Durante un diálogo del árbitro aparentemente con Sebastián Cristóforo, le informan desde el VAR:
– Christian, vamos a necesitar un poco de tiempo porque vamos a trazar líneas sobre Menosse por posible interferencia —dice Tinidad. En tanto, el árbitro es consultado por Cristóforo qué están revisando y Ferreyra dice: “No seas negativo, Seba, no seas negativo” y luego de unos segundos expresa: “Muchachos, eh… no vean fantasmas; no hay fantasmas”. A partir de este momento es cuando comienza un procedimiento al menos polémico. Veamos por qué:

1. Cuando se trazan las líneas se busca el hombro blanco del penúltimo jugador de Danubio. Encuentran el adecuado.

2. Se busca a Menosse y se hace zoom, pero no queda claro si es él. Es decir que no hay evidencia incontrastable de que sea el futbolista adecuado. Para completar el panorama, la línea se traza a partir de un zapato claro, aparentemente blanco, cuando Menosse jugó de zapatos oscuros. Lo que sí se ve es que el zapato que se mide se conecta con una línea amarilla y luego, cuando la jugada continúa, se aprecia que tampoco había otro futbolista de Peñarol en las cercanías de Menosse. Pero es clave que no se identifique a Menosse, porque es al que van a terminar señalándole el offside y la interferencia.

3. Se invita a Ferreyra a otro OFR y se le comunica: “Primero te voy a mostrar el fuera de juego. Es fino, pero el jugador está inhabilitado. Y te voy a dar la interferencia ahora”. Luego de ver las imágenes, Ferreyra expresa: “Ahí hay un contacto ¿no? Cadera, pierna. Hay una interferencia del número 3 amarillo”.

Conclusión: A Menosse no se lo ve incluso en el acercamiento con zoom al momento de trazar las líneas y se asume que es él por presunción, lo cual va en contra de la regla que expresa que debe haber evidencia incontrastable para cambiar la decisión que (recordemos) había sido gol. Hasta ahí el problema con la supuesta posición adelantada, pero está el de la interpretación. ¿Hay interferencia de Menosse? El jugador no salta en busca de la pelota (diferencia con el primer gol) y tampoco lo hace el futbolista de Danubio, pero no porque se lo impidan, sino porque el balón pasa muy lejos de ambos. Tan lejos pasa, que Martín Rea (el defensa danubiano) se va al área y deja que un compañero suyo mejor ubicado vaya a tratar de evitar el centro.

Luego de un minucioso repaso de la jugada sigo concluyendo lo mismo: mal anulado el segundo gol de Peñarol. Faltó claridad en el procedimiento y sentido común al momento de valorar la jugada.

No comments yet! You be the first to comment.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *