• Monday, February 26, 2024

Nacional: Todavía no terminó 2023 y ya empezó mal el 2024

La institución tricolor ya hizo dos incorporaciones, pero la comisión directiva envió un mal mensaje de cara a la temporada próxima

Segundo a 5 puntos del campeón en el Apertura; 3° en su serie a 5 del ganador en el Intermedio; 4° a 11 unidades del vencedor en el Clausura; 3° a 8 puntos de la punta de la Anual. Esos fueron los registros de Nacional en la temporada 2023, en la cual su mejor performance fue en la Copa Libertadores, pues avanzó a octavos de final donde fue eliminado ante Boca Juniors pero sin perder y luego de una gran performance en La Bombonera, donde empató 2-2 y cayó en los penales.

Hace unas horas Álvaro Gutiérrez, el técnico que comenzó la temporada pero que por los malos resultados no la terminó, confesó a Ovación que la autocrítica que se hace es no haber podido lograr que los jugadores tuvieran el mismo compromiso en el Campeonato Uruguayo que demostraron en el certamen continental. Y eso, en cierta forma, reafirma el concepto de que el problema de Nacional en este 2023 no fue Gutiérrez primero ni Álvaro Recoba luego, sino la conformación del plantel.

Es por eso que no extraña que haya una limpieza muy grande en la plantilla tricolor para 2024. Ya se sabe que Gonzalo Castro, Christian Almeida, Maximiliano Perg, Emnanuel Gigliotti, Daniel Bocanegra y Federico Martínez no continuarán en el club. A eso se debe sumar la marcha de Franco Fagúndez, negociado a Santos Laguna. Los que tienen posibilidades de renovar de los contratos que vencen son Diego Polenta y Yonathan Rodríguez.

Luego de haber presentado a Sebastián Eguren como nuevo Manager General de la institución, Nacional ya incorporó a Mauricio Pereira y al juvenil Mateo Antoni, campeón uruguayo con Liverpool en el que estaba a préstamo. ¿Son malas contrataciones? Si hay algo que se aprendió en estos últimos años es que solo el tiempo lo responde. Entonces, ¿por qué la afirmación del título de que la institución tricolor comenzó mal el 2024?

Fue un error haber puesto a votación en la comisión directiva la continuidad de Álvaro Recoba. No fueron buenos los números del Chino, es cierto. Apenas logró el 60% de las unidades que disputó producto de 5 triunfos, 3 empates y 2 derrotas. Tampoco el equipo deslumbró ni fue contundente, pues anotó 17 tantos en 10 juegos y recibió 11. Sin embargo nunca debió haber estado en duda su continuidad, porque a los ídolos hay que cuidarlos siempre y si se le firmó un contrato hasta diciembre de 2024 jamás se lo debió haber evaluado por 10 partidos (9 por el Uruguayo) en los cuales el equipo ya estaba afuera de la pelea.

Es cierto que la prensa presionaba para conocer qué pasaría con el técnico, pero la respuesta no debió ser una ratificación, sino que eso no estaba en consideración porque tenía contrato vigente hasta el último día del año próximo.

El mensaje que mandó la directiva de Nacional al tratar la continuidad del Chino Recoba lejos estuvo de darle confianza, sino más cerca de minarla. Fue como haberle dado el respaldo al entrenador en la semana previa al resultado que le cuesta el cargo. Básicamente el técnico de Nacional comenzará 2024 con un ultimátum, lo cual eso no es recomendable y mucho menos una buena estrategia, porque ahora se armará un plantel del gusto de Recoba, quien quizás dure tres partidos, porque si no supera la Fase 2 de Copa Libertadores e inicia mal el Apertura no habrá paciencia para ejecutar el ultimátum.

No comments yet! You be the first to comment.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *