• Tuesday, April 16, 2024

Luis Suárez llegó a un acuerdo con Gremio para irse a jugar con Messi

Foto: Getty Image

No será ahora, pero ya está el compromiso establecido y todas las partes salen bien paradas, incluido Inter Miami

Renato Portaluppi llegó tranquilidad a todos los hinchas de Gremio hace unas pocas horas. “La telenovela mexicana terminó. La presencia de Luis Suárez está asegurada hasta fin de año”, indicó el técnico antes de que El Pistolero estuviera en cancha en la derrota 0-2 ante Flamengo por semifinales de la Copa de Brasil. Sin embargo esa paz interior de los parciales del tricolor gaúcho tiene fecha de caducidad y es el 31 de diciembre.

Según informó el sitio Globoesporte.com la controversia entre el jugador uruguayo y el equipo brasileño se saldó con un acuerdo de partes por el cual se redujo a solo un año la vigencia del contrato, por lo cual el 1° de enero de 2024 Suárez podrá finalmente cumplir con su deseo de volver a jugar junto a su amigo Lionel Messi, en este caso en el Inter Miami.

Una vez concretada la transferencia del futbolista argentino al equipo cuyo dueño es David Beckham comenzaron los movimientos del Pistolero para lograr liberarse del compromiso con Gremio y poder volver a compartir equipo con Messi y otros de sus amigos, como Jordi Alba y Sergio Busquets, todos con pasado barcelonista.

Lo primero que esgrimió Suárez fue su dificultad para soportar el ritmo de competencia en Brasil en virtud del estado de sus rodillas. Para afrontar los partidos cada 72 horas en promedio debe someterse a dolorosos tratamientos. Fue entonces que le manifestó a los dirigentes de Gremio que tenía la intención de no terminar el contrato y hasta se habló de que podía retirarse.

Con el paso de las horas la versión fue cambiando y pasó a ser que no quería jugar en Brasil por el trajín, pero que pensaba continuar con su carrera y fue allí que comenzó a detectarse su intención de partir hacia el Inter Miami. Sin embargo, Gremio se mostró firme. Si quería irse debía pagar los US$ 70 millones establecidos en su cláusula de salida, una cifra astronómica y fuera de todo alcance. El jugador estaba dispuesto a rescindir algo de dinero, pero no a pagar tremenda suma.

Así el tema pasó a estar en el tope de las agendas, pero no porque sea un escándalo, sino porque Gremio de verdad quería mantenerlo por dos razones: sus muy buenos rendimientos en campo que tenían al equipo (recién ascendido) en los primeros lugares de la tabla y la gran cantidad de dinero que reportaba su presencia por el crecimiento en la cantidad de socios y en las ventas de camisetas.

En un momento la relación se tensó demasiado al punto que Renato se hastió y pidió en una conferencia de prensa que no le preguntaran más por Suárez. Dijo que cuando quisiera jugar seguramente le avisaría, pero advirtió que si la cabeza no estaba puesta en el partido siguiente era mejor que se marchara.

Suárez, a todo esto, se mantuvo en silencio. Solo se expresaba por redes sociales para reafirmar su compromiso con Gremio y alentar a sus compañeros. Mientras tanto se negociaba. Y esas conversaciones llegaron al final ya anticipado: Suárez cumplirá un solo año de los dos que tiene de contrato y luego quedará en libertad de acción sin necesidad de activar la cláusula de rescisión. Es decir: se va gratis. No obstante, el club podrá seguir facturando durante estos últimos meses del año y a su vez sacan do provecho de su rendimiento.

Así que en Miami ya pueden comenzar a prepararse, porque a partir de enero próximo se vuelven a juntar vistiendo la camiseta rosada los amigos y compadres; dos de los integrantes del histórico tridente del Barcelona que lo ganó todo en 2015 con los rioplatenses y Neymar como estrellas.

No comments yet! You be the first to comment.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *