• Thursday, July 25, 2024

¿Por que se cotizan tan bajo los campeones del mundo?…como te ven te tratan

Cuando la selección Sub 20 salió campeona del mundo cada uno de los clubes que tenían futbolístas campeones comenzaron a soñar con resolver sus problemas económicos con las nuevas joyas que estarían en el mercado con la chapa de “Campeones del mundo”, sin embargo las horas fueron pasando y los dirigentes chocaron contra la verdadera realidad, no hay ofertas, y las que aparecen estan muy lejos de las espectativas que se hicieron.

¿Cuál es la explicación?, muy clara, los empresarios son, por lo general, los que se ocupan de recorrer el mundo con las carpetas de las futuras estrellas ofreciendo a los diferentes managers a los campeones del mundo, muy pocas veces llegan ofertas directas a los clubes.

Los contratistas conocen las necesidades urgentes de los clubes y como dice la conocida frase “como te ven te tratan”, analicemos:

Defensor, urgido por dinero por deudas con el grupo Casal recibe una oferta por su defensa Sebastián Boselli, un futbolista de 19 años, campeón del mundo y titular en el primer equipo que esta entre los mejores del torneo, en circunstancias normales, si Boselli fuera argentino saldría al mundo en 10 millones de dólares, pero es uruguayo y de un club que necesita urgente dinero, conclusión la oferta se debate en 3 y 4 millones dólares pagaderos en cuotas y Defensor tendrá que agachar la cabeza irremediablemente.

La prueba de ello es que inexplicablemente recibe una oferta de préstamo por Matías Abaldo, otro campeón del mundo que se va a préstamo a un equipo de mitad de tabla de argentina por chirolas.

Danubio, urgido de dinero por deudas con el grupo Casal termina vendiendo al a Franco González, el mejor jugador que tiene, uno de los mejores jugadores del campeonato del mundo por 2 millones de dólares que los pone un empresario que ya lo tiene vendido por mas de el triple, y todavía se lo da a un rival directo en el propio campeonato. Otro negocio inexplicable.

Fénix, le da a su mejor jugador Ignacio Sosa a Peñarol para que tenga vidriera y a cambio de algún jugador juvenil apréstamo.

Liverpool, el último bastión de dignidad que queda firme, como todos los representantes saben que liverpool no tiene deudas, que José Luis Palma se planta firme las negociaciones son mas arduas, de Fabricio Díaz y Luciano Rodríguez las noticias, por lo general falsas, hablan de mas 8 millones de dólares por un porcentaje del pase.

¿Cuál es la diferencia?…como te ven te tratan. A Palma no se lo llevan por delante, los dos jugadores tienen mas de 4 años de contrato y cláusulas de rescición de 15 y 20 millones de dólares. Es decir…el precio lo pone Palma, además Liverpool tiene el presupuesto cubierto por 4 años sin contar incluso el ingreso que tendrá or la transferencia de Gonzalo Martirena.

La segunda parte de la historia es la que siempre se repite, la influencia del representante que pone al jugador, a su familia en la ansiedad de que salga el pase, el jugador comienza a presionar para que lo dejen ir, entonces el clima, la convivencia… cambia inmediatamente, el futbolísta insatisfecho, fastidiado deja de rendir, el entrenador se ve en la situación de tener que sacarlo del equipo y todo se desmorona.

En estos momentos, el único que permance eniesto, firme, es Palma, por eso tanto se habla de los grandes pases de Fabricio Díaz y Luciano Rodríguez y ninguno se concreta, y no se van a concretar si los representantes no aceptan lo que Liverpool quiere, Palma esta dispuesto a morir con las botas puestas y eso lo saben. Si es necesario que un jugador deje de jugar y pierda su cotización no dudará, pasó con Pablo García, era la figura de las categorías juveniles, Fonseca se lo quiso llevar y se lo llevo, pero estuvo sin competencia unos meses y nunca terminó de hacer su carrera hoy deambula de cuadro en cuadro por el campeonato uruguayo.

Los pases tienen que ser de una sola manera, Club a Club, la parte del León tiene que ser para el club que lo forma, el representante merece y debe reconocersele su trabajo, una buena y merecida comisión, pero solo se lograra valorizar el fútbol uruguayo el día que los clubes estén libres de deudas con particulares y puedan sostenerse autónomamente, pagarles buenos sueldos a sus futbolístas y venderlos por lo que valen.

No comments yet! You be the first to comment.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *