• Thursday, February 22, 2024

Edinson Cavani y su complejo historial de contrataciones

El Matador llega a Boca Juniors luego de un largo coqueteo y de salidas de equipos rodeadas de controversia

Luego de haber sido algo así como una novela turca que una vez que comienzan parecen no tener fin, Edinson Cavani finalmente es futbolista de Boca Juniors. En un sábado que fue a todo ritmo para el delantero uruguayo, por la mañana firmó la rescisión con Valencia que lo liberó del año de contrato que le restaba y por la tarde puso la firma en el documento que lo vincula hasta diciembre de 2024 con el elenco argentino.

Lo de la novela interminable se debe a que comenzó hace dos años, cuando el salteño todavía estaba en Manchester United y estaba entre renovar por otro año o salir. Finalmente decidió quedarse en el equipo inglés. A estas mismas alturas del año pasado la situación se repitió, porque definitivamente abandonó a los Diablos Rojos y se tomó su tiempo para definir su destino. Boca nuevamente lo tentó, pero finalmente se decantó por Valencia,

En este 2023 el conjunto xeneize (y muy especialmente su vicepresidente Juan Román Riquelme) volvió a la carga cuando se enteró que el técnico de Valencia le comunicó al uruguayo que no lo tendría en cuenta. La diferencia fue que esta vez la respuesta no fue todo lo rápida que hubiera querido Boca dado que el delantero tuvo que negociar su salida del conjunto español, pero al menos fue afirmativa.

Boca será el séptimo equipo en la carrera de Cavani:

  1. Danubio (2005-2007)
  2. Palermo (2007-2010)
  3. Napoli (2010-2013)
  4. Paris Saint Germain (2013-2020)
  5. Manchester United (2020-2022)
  6. Valencia (2022-2023)
  7. Boca Juniors

Lo curioso es que, de alguna manera, todos sus traspasos tuvieron alguna clase de controversia. Repasemos:

PALERMO

En 2007, siendo jugador de Danubio con solo 19 años, se marchó a Paraguay con la selección Sub 20 para disputar el Campeonato Sudamericano. En plena fase final desapareció de la concentración. Nadie de la delegación ni de su club sabían dónde estaba. Resultó que a los dos días se tuvo noticias suyas y eran que el empresario italiano Vincenzo D’Ippolito lo había escondido en un hotel porque estaba en negociaciones con Palermo para colocarlo en la Serie A de Italia pero había muchos clubes interesados en él, por lo cual lo ocultó. Con el Sudamericano aún en marcha Cavani fue traspasado al conjunto siciliano.

Luego de una muy buena temporada 2009-10 en la que colaboró con 13 goles para colocar a su equipo en Copa UEFA renovó hasta 2014 con Palermo, pero una vez concretada la firma pasó a tener menos minutos y por ello cuando llegó una oferta del Napoli el Matador ni lo pensó dos veces: la aceptó al igual que Palermo. Tiempo después el presidente de la entidad siciliana terminaría reconociendo que durante su último tiempo en la isla Cavani no la pasó bien y vivió lo que llamó “episodios desagradables” que adelantaron su marcha.

NAPOLI

En Napoli rápidamente se transformó en el goleador que el equipo sureño había ido a buscar, al punto de que en su primera campaña anotó 33 goles y fue el segundo máximo goleador del calcio. Luego, en la campaña 2012-13 se coronó como capocanonniere de Serie A con 29 goles, conduciendo al Napoli al vicecampeonato y por ende a la Champions League. Entonces vino una nueva controversia, aunque no directamente con él sino con el presidente del conjunto celeste, Aurelio De Laurentiis, ya que aceptó una oferta del Paris Saint-Germain para vender a Edi y recibió 63 millones de euros, pero también la desaprobación de los fanáticos napolitanos por haber dejado ir a su máxima figura. Cavani se marchó de Napoli como uno de los máximos goleadores en la historia del club (104 tantos), superando incluso a Diego Maradona.

PSG

Los primeros tiempos en el Paris Saint-Germain no fueron fáciles, porque estaba un tal Zlatan Ibrahimovic que comandaba el ataque y era al que Cavani le peleaba el puesto de centrodelantero. Si bien en la selección uruguaya Oscar Tabarez lo hacía jugar como extremo porque el punta neto era Luis Suárez, en Europa siempre se había desempeñado dentro del área, pero en París debió aceptar jugar por la banda para poder tener lugar en la oncena. Se las arregló como pudo, pero una vez que Ibrahimovic se marchó se adueñó del área rival, comenzó a hacer goles y no paró, tanto así que se marchó siendo el máximo artillero histórico del club con 200 goles. Luego lo superó Kylian Mbappé.

Su salida también fue problemática, porque la llegada de Neymar lo afectó directamente. No en lo deportivo, porque convivían en la cancha al desempeñar papeles diferentes, pero sí en lo extrafutbolístico ya que el brasileño llegó para ser la estrella del equipo y quiso asumir ese rol, por lo cual tuvo algunas actitudes que molestaron al uruguayo (como una famosa discusión sobre quién pateaba un penal) y también a los hinchas parisinos, que en su mayoría tomaron posición a favor del Matador.

La cuestión fue que se generó una situación insostenible para Cavani, quien ante el interés del Manchester United comenzó a forzar su salida al punto de negarse a disputar algunos partidos esgrimiendo problemas físicos que luego desde su propio entorno se reveló no eran tales, sino una medida de presión para que el PSG aceptara la oferta del club inglés.

MANCHESTER UNITED

Su primera temporada (2020-21) con los Red Devils fue buena, con 17 tantos en 39 presencias, pero la segunda comenzó mal y terminó peor. Demoró mucho su reincorporación a los entrenamientos, tanto que llegó a Manchester 48 horas antes del debut del equipo en la Premier 2022. Esto generó molestia en el departamento de fútbol del club y en el cuerpo técnico que por entonces encabezaba Ole Gunnar Solskjaer, quien lo tuvo poco en cuenta. El panorama poco mejoró con la llegada del alemán Ralf Rangnick, por lo que culminó la temporada con 2 goles en 20 juegos. Esta vez no hubo renovación y Cavani nuevamente estuvo en el mercado. Tampoco hubo controversias, pero sí expectativa, porque Boca se ilusionó con tenerlo, en un momento pareció que desembocaría en el xeneize, pero la situación se fue dilatando y finalmente el Matador terminó por recalar en Valencia, pues priorizó quedarse en Europa para tener buen ritmo de cara al Mundial.

VALENCIA

La larga espera por conseguir un club en Europa llevó a que fuera contratado cuando ya iban tres fechas de LaLiga y no debutó sino hasta la sexta. Y no fue una buena temporada para Cavani, que jugó 28 partidos y solo convirtió 7 goles. El físico le jugó una mala pasada y estuvo varios partidos afuera por lesión. Eso, sumado a la mala campaña del equipo que terminó luchando para no perder la categoría, desembocó en que el técnico Ruben Baraja prácticamente no lo utilizara en el último tramo de la temporada y, en el inicio de la pretemporada actual, le comunicara que no lo tendrá en cuenta. El salteño se enfrentó así a una situación desconocida, porque a los 36 años fue la primera vez que le ocurrió que le dijeran que no iba a ser considerado.

Fue entonces que Boca arremetió, pero tuvo que esperar un buen tiempo mientras Cavani negociaba los términos de su salida dado que tenía un año más por delante de contrato. Finalmente hubo acuerdo y el Matador logró la desvinculación y la firma con el xeneize, club con el cual podrá disputar por primera vez la Copa Libertadores.

En el conjunto argentino Cavani tiene el desafío de cumplir con las expectativas que ha generado, pero a su vez de tratar de convencer a Marcelo Bielsa que todavía está en condiciones de serle útil a la Selección de Uruguay de cara a las Eliminatorias que comenzarán en setiembre.

No comments yet! You be the first to comment.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *