• Sunday, March 3, 2024

Ignacio Ruglio: “Nacho viajó a San Pablo sin autorización del club”

Ignacio Ruglio

Foto: @Punto_Penal

La dirigencia de Peñarol no pudo disfrutar en todo su esplendor la victoria clásica obtenida el sábado, porque este domingo uno de los héroes del triunfo, Ignacio Laquintana, viajó hacia Brasil para negociar su vinculación a Bragantino y lo hizo sin la anuencia de la institución. Así lo afirmó el presidente de los aurinegros, Ignacio Ruglio.

“Nacho viajó a San Pablo sin autorización del club”, expresó en el programa Punto Penal, al que concurrió como invitado. “Le dijimos a él y a su representante que le íbamos a igualar el salario y los años de contrato, pero ambos ya tenían decidido que se iría a jugar a Brasil”, apuntó Ruglio, quien no obstante dijo estar molesto con la situación pero no con el jugador porque siempre le cumplió al club. No obstante, admitió que a partir de ahora se entra en un litigio con Bragantino y con el representante de Laquintana, Marcelo Tejera.

Y a decir verdad, lo que mal comienza, mal termina. Hay que recordar cómo fue toda la historia de la llegada de Laquintana a Peñarol, que tiene bastante que ver con la situación actual. En abril de 2021 el futbolista estuvo durante 12 horas en la sede aurinegra esperando a que se arreglara su llegada pero, sobre todo, su salida de Defensor Sporting, dueño de su ficha por entonces.

El futbolista junto a Tejera estuvieron fueron decididos a firmar con la anuencia de Defensor Sporting para iniciar las negociaciones, aunque desde filas del elenco de Punta Carretas se tomó como una presión que el jugador estuviera en la sede de Peñarol. Sobre la tarde Defensor Sporting comunicó a Tejea que la operación no se hacía porque las condiciones que se le presentaron eran muy diferentes a las que se habían establecido y no eran para nada favorables a sus intereses.

La cuestión terminó con Laquintana retirándose por la noche con la frustración en el cuerpo, al punto que terminó entre lágrimas. La situación derivó en que el futbolista decidiera no concurrir a los entrenamientos con Defensor por sentir que le habían cortado una gran oportunidad y fue declarado en rebeldía. Como las partes estaban muy alejadas, se negoció que finalmente quedara en situación de libre y eso le permitió fichar por Peñarol.

Ahora la situación tiene algunos puntos de contacto. Peñarol tiene contrato con Laquintana, quien viajó a Brasil sin autorización del club, lo que genera la molestia de la dirigencia mirasol y, por tanto, el litigio del que habla Ruglio. El matiz es que a su favor ahora tanto Laquintana como su representante tienen a su favor una cláusula de salida. Entonces, ¿qué pretende Peñarol?

Los aurinegros entienden que las cláusulas de salida unilaterales están para ser activadas cuando hay un periodo de pases, por lo cual no aceptan ahora lo que se propone. Lo que pretende es que si se va a utilizar ahora debe haber una negociación para que haya una suerte de compensación, ya que el club no tiene posibilidades de incorporar a otro futbolista que lo reemplace al estar cerrado el periodo de transferencias.

No comments yet! You be the first to comment.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *