• Sunday, May 19, 2024

Clásico: La batalla de goleadores que se viene entre Ramírez y Arezo

Ambos pelean por la punta de la tabla de artilleros del Campeonato Uruguayo. ¿Cuál de los dos llega mejor a este partido?

El clásico de este sábado tiene diferentes lecturas para los dos contendientes. Nacional sabe que es la última posibilidad de intentar una remontada en el Torneo Clausura (más allá de que el equipo a vencer hoy es el líder Liverpool) y para Peñarol es una gran oportunidad de recuperar rápidamente los puntos perdidos el fin de semana y, sobre todo, la moral. Dentro de la cancha, en tanto, habrá un duelo muy interesante que puede ser decisivo para ambos equipos: la batalla de los goleadores.

Matías Arezo llega con Peñarol al Gran Parque Central como el máximo artillero de la temporada con 15 anotaciones, seguido a tan solo un tanto por el tricolor Juan Ignacio Ramírez (mismos goles que Osinachi Ebere, de Plaza Colonia), quien parece estar en un mejor momento anotador.

El Colo convirtió 3 tantos en los últimos dos partidos: 1 el pasado fin de semana en la victoria 3-0 sobre River Plate y 2 por la Copa AUF Uruguay en el 4-0 ante Potencia. En los últimos 10 partidos de Nacional fueron 5 los goles aportados por Ramírez de los 16 que produjo el equipo.

Arezo ha sido más productivo en la misma cantidad de juegos. El delantero de Peñarol convirtió 7 de los 18 tantos de su equipo en la última decena de juegos, aunque no estuvo en la red en los últimos dos luego de haber anotado consecutivamente en los 3 choques que precedieron su sequía.

Se trata de dos centrodelanteros de diferentes características. Ramírez es más de área, estático, que necesita sí o sí que le hagan juego para convertir; Arezo tiene más movilidad, baja muchos metros para entrar en contacto con el balón e iniciar así jugadas y tiene facilidad para convertir con remates de media distancia.

La llegada de Álvaro Recoba a la dirección técnica de Nacional parece haberle hecho recuperar la confianza al Colo, además de que en los últimos dos partidos al menos el equipo ha generado un fútbol que le permite provocar situaciones de gol.

Para Arezo el panorama es distinto. Peñarol ha ido perdiendo fuerza y fútbol, Darío Rodríguez no consigue resolver los problemas ofensivos por las bandas, los rivales ejercen presión sobre Sebastián Rodríguez y le impiden generar el fútbol claro que sale de sus pies y así el goleador ha quedado aislado.

Nacional se juega en cierta forma salvar el año, porque ganar el clásico siempre es un analgésico moral. Peñarol se juega buena parte de la temporada, pues apunta a ganar el Clausura y evitar finales. Ambos dependen en gran medida de sus goleadores, quienes tenrdán su batalla particular.

No comments yet! You be the first to comment.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *