• Sunday, July 21, 2024

Huelga en el fútbol: puesta a punto del conflicto entre Mutual y clubes

Las posiciones se radicalizaron un poco más y todo apunta a que habrá un tercer fin de semana sin actividad

Otra semana que comienza con la incertidumbre de qué ocurrirá con el fútbol profesional uruguayo. ¿Volverá el fin de semana próximo o seguirá la huelga decretada por la Mutual de futbolistas? “Creo que el próximo fin de semana tampoco tendremos fútbol”, dijo este domingo por la mañana Ignacio Ruglio, presidente de Peñarol, en su visita al programa Polideportivo de Teledoce. Y su visión es trascendente porque es el equipo fuerte en la Unión de Clubes, que mantiene la postura de no negociar con los futbolistas mientras éstos mantengan la medida de paro.

Hagamos entonces una puesta a punto de cómo está la situación hasta ahora. Por segundo fin de semana consecutivo no hubo actividad como consecuencia de la huelga decretada por la Mutual el miércoles 6 de septiembre. ¿El motivo? El Consejo de Liga de la Asociación Uruguaya de Fútbol (cuerpo que rige el fútbol profesional) no votó los cambios en el estatuto que se habían acordado en la comisión formada por representantes clubistas y la Mutual y que viene trabajando desde hace casi dos años. El principal reclamo de los jugadores pasa por un aumento de los salarios mínimos de los futbolistas que actúan en Segunda División.

La AUF, a través de su presidente Ignacio Alonso, propuso una salida: se hace cargo del pago de las diferencias a través de un dinero puesto a disposición por parte de la Conmebol y al final de temporada los futbolistas son enviados al Seguro de Paro. Esto no fue aceptado por la Unión de Clubes, impulsora de la creación de la Liga de Fútbol Profesional. ¿La razón esgrimida? No está claro en qué condiciones se utilizan los fondos aportados por Conmebol.

Primero se quiso saber de dónde provenían y el Ejecutivo de la AUF informó que del organismo sudamericano. Luego se pidió una ampliación de información sobre si es dinero no reembolsable, si se trata de un préstamo y en ese caso si se deben pagar intereses o no. Lo que se aclaró fue que ese dinero no debe devolverse al menos hasta 2026.

La Unión de Clubes (por Primera División la conforman Peñarol, Liverpool, Wanderers, Danubio, Defensor Sporting, River Plate, Cerro Largo, Cerro y Fénix) mantuvo una reunión la semana pasada y exigió, entre otras cosas, que la Mutual levante la huelga para retomar las negociaciones porque no negociará “con la pistola en la sien”, según expresó alguno de sus representantes.

La Mutual, por supuesto, se negó a aceptar esto. Diego Scotti, presidente de la gremial de futbolistas, expresó que para levantar la medida deben recibir al menos algo a cambio y ello es la aceptación del aumento mínimo salarial para la Segunda División.

Horas más tarde se produjo un duro encuentro en el marco del Consejo de Liga en el cual hubo discusiones, reproches, acusaciones y hasta agresiones verbales que en nada contribuyeron sino todo lo contrario. Y posteriormente se reunió el otro sector de clubes, el de las Sociedades Anónimas Deportivas (SAD), que se pronunciaron a favor de votar ese aumento en los salarios mínimos, pero no parece ser suficiente porque están en minoría. Por lo tanto, sus votos no serían suficientes para complacer el reclamo de la Mutual.

EL TEMA DE FONDO

Como ya ha sido explicado hasta el hartazgo, la no aprobación del cambio de estatuto no pasa tanto por una cuestión económica o financiera sino política. La Unión de Clubes desean la creación de la Liga Profesional de Fútbol y para conceder los deseos de la Mutual le exige a la AUF que reconozca la creación de este organismo, a lo cual la casa del fútbol uruguayo sigue negándose porque de las 30 instituciones profesionales hay que 15 que están a favor y otras 15 en contra, por lo cual hasta que no se pongan de acuerdo todos (o al menos una mayoría sustancial) los clubes no la reconocerá.

Mientras la AUF pretende estirar hasta 2025 la decisión de la venta de los derechos televisivos del fútbol profesional uruguayo, la Unión de Clubes pretende la creación de la Liga Profesional para negociar ya esos derechos porque necesitan dinero ahora y la empresa Tenfield (poseedora actualmente de los derechos) les ha hecho una oferta de renovación que les resulta atractiva.

En definitiva hay una lucha de poderes en la cual los jugadores y sus reivindicaciones quedaron como rehenes.

¿Cómo se destrabará el conflicto? Como en toda negociación ambas partes deben ceder en algo y si bien la Mutual ha anunciado que podría levantar la medida si le conceden el aumento de los salarios mínimos de Segunda, la Unión de Clubes no parece abierta a moverse de su postura inicial y la AUF tampoco a aprobar la Liga Profesional.

Para colmo, en las últimas horas los clubes de la Unión han expresado que evalúan abonar el 50% de los salarios a sus futbolistas porque si bien entrenan, no juegan y esa es la principal función de los profesionales.

Está complicado el panorama, que ya pasa a ser un dolor de cabeza para los dirigentes que se encargan de elaborar los calendarios. Hoy las fechas están muy ajustadas, deben jugarse partidos entre semana y mientras más se estire el conflicto más difícil será terminar la temporada en tiempo y forma.

¿El riesgo y hasta la amenaza de AUF a los clubes si no aceptan el cambio de estatuto para que la Mutual levante el paro? Quedarse sin actividad internacional para 2024 si no culmina el Campeonato Uruguayo antes del 31 de diciembre. Sería un bochorno.

No comments yet! You be the first to comment.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *