• Tuesday, May 28, 2024

Peñarol: El equipo le falló al esfuerzo hecho por la dirigencia

Foto: @OficialCAP

Darío Rodríguez debe sacarle al buen plantel del que dispone mucha más productividad de la demostrada en el debut del Clausura

El debut con empate 1-1 de Peñarol ante Cerro resultó una gran decepción. Los cuatro refuerzos que jugaron no desempeñaron un papel importante y además el funcionamiento colectivo fue menor al mostrado por el equipo aurinegro en la última fecha del Intermedio pese a que el técnico Darío Rodríguez tuvo mucho tiempo de trabajo.

Por supuesto que esto recién comienza y quedan por delante 14 fechas como para que Peñarol muestre el juego que está capacitado a realizar, pero lo que en todo caso debe preocupar es que algunas de las fallas que el equipo presentó durante el primer semestre del año siguen sin resolverse.

Empecemos por decir que la dirigencia cumplió. Es unánime la opinión de que el aurinegro fue el equipo que mejor se reforzó para este Clausura. Logró siete incorporaciones aunque en esta primera fecha solo actuaron cuatro de ellas, 3 como titular y una saliendo desde el banco. Nada se le puede achacar al Consejo Directivo (o al presidente Ignacio Ruglio, porque la oposición ha dicho que no fue consultada por ninguna de las contrataciones, expresiones que son un arma de doble filo porque también significan que luego ninguno de los que no son oficialistas podrán golpearse el pecho adjudicándose méritos si el equipo sale campeón), por lo cual lo que ocurra desde aquí hasta fin de año es pura y exclusiva responsabilidad del técnico y los futbolistas, porque la verdad siempre la dicta la cancha.

Ángel “Speedy” González tuvo un flojo debut. Foto: @OficialCAP

Sigamos por dar un pantallazo de lo que aportaron las incorporaciones que jugaron:

  • Guillermo de Amores. El arco fue de lo más cuestionado en el arco, pues la deficiencia que se le veía a Thiago Cardozo era que le llegaban pocas pelotas para atajar y la mayoría de ellas terminaban en la red. Pues bien, esa sensación no la cambió el debutante De Amores. Contuvo balones relativamente fáciles, pero ya de pique el primero que fue al arco se transformó en gol y luego, en el segundo tiempo, tuvo una salida catastrófica, fallando el cálculo (tal vez por el viento) y errándole el balón, lo que no pudo aprovechar un delantero rival que llegaba por detrás.
  • Maximiliano Olivera. Fue el mejor de los debutantes, con solvencia en los mano a mano y decisión para mandarse al ataque y sacar al equipo hacia adelante. Mostró síntomas de que puede ser un caudillo. Quizás el hecho de que este sea su segundo pasaje por el club (en el anterior fue campeón) tenga algo que ver con que no le pesó nada ponerse la aurinegra y rendir.
  • Ángel González. El argentino estuvo errático en los pases y careció de profundidad. Es cierto que nunca lo pusieron a correr, porque le entregaron balones que prácticamente tuvo que bajar a buscar a los pies de sus compañeros, pero no se mandó ninguna corrida que al menos lleve a decir que puede ser un jugador importante. No quiere decir esto que no lo termine siendo, pero la primera impresión fue que hubiera sido lo mismo si Peñarol se hubiera quedado con Nicolás Rossi y Darío lo hubiera puesto. No hubo ninguna mejoría en el puesto.
  • Ignacio Sosa. El juvenil campeón del mundo entró para jugar los últimos 28 minutos y poco aportó. Dio muestras sí de su capacidad de despliegue y del buen trato de pelota, pero no tuvo incidencia. Lo que sí quedó fue la sensación de que debería haber sido el titular en lugar de Rodrigo Saravia para acompañar a Sebastián Cristóforo, por lo cual por allí hay también cierta responsabilidad del técnico.
Matías Arezo. Foto: @OficialCAP

En un tercer pantallazo enumeremos problemas de funcionamiento que Peñarol no resolvió al menos en esta primera presentación en el Clausura:

  • Lo ya dicho del arco, en el cual no hay sensación de seguridad.
  • La defensa es permeable. Los futbolistas de Cerro pisaron más el área rival que los aurinegros la albiceleste. Cuando Nahuel Acosta encaró en velocidad no pudieron contenenerlo, al menos hasta el segundo tiempo cuando ingresó Valentín Rodríguez y formó hubo un doble lateral izquierdo con Lucas Hernández.
  • Gran parte de la inconsistencia defensiva pasa porque en el mediocampo no hay contención. Rodrigo Saravia y Sebastián Cristóforo fracasaron en esa tarea y por eso Cerro controló la mitad del terreno. En el segundo tiempo, con Sebastián Rodríguez en el doble cinco junto a Cristóforo primero y a Ignacio Sosa luego, no es que hubo mayor eficacia en la marca, sino que Peñarol se defendió con la pelota y lo atacaron menos.
  • Peñarol sigue adoleciendo de falta de desborde por las bandas. El 4-3-3 inicial falló porque Ángel “Speedy” González nunca pudo desarrollar su velocidad pues no lo pusieron a correr y Matías Arezo jugó abierto cuando no es rápido ni tiene oficio de extremo. Para colmo, los laterales (Matías Aguirregaray y Lucas Hernández) no se descolgaron con la soltura que suelen hacerlo. Mérito esto últiimo tambíen de Cerro, que los contuvo.
  • A Peñarol le falta gol. Arezo sigue peleado con la red, más allá de que en el partido anterior había convertido. Los goles parecen estar reservados solo para Abel Hernández y cuando se depende tanto de un solo futbolista es que falta juego colectivo.

La expectativa que había generado Peñarol antes del debut estuvo lejos de ser colmada. Tenía por delante dos fechas favorables para estirar su diferencia en la Tabla Anual y ahora corre el riesgo de que, por el contrario, se achique si este domingo gana Liverpool o Nacional en el duelo que ambos sostendrán en Belvedere.

A Darío Rodríguez le dieron las herramientas necesarias para arrasar. En el inicio del Clausura no pudo contar con todas ellas, porque por ejemplo el “Cepillo” González y Camilo Mayada recién se unirán al grupo el sábado, pero cuando las tenga su principal desafío será demostrar que está capacitado para manejar un plantel tan rico y encontrarle el lugar a cada uno de los muy buenos futbolistas de los que dispone.

No comments yet! You be the first to comment.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *