• Thursday, July 25, 2024

La oposición no pudo sacar a Bengoechea, el último bastión del gobierno de Ruglio

La oposición en Peñarol no se conformó solo con la salida de Alfredo Arias. La mayoría de los dirigentes exige un cambio que remueva la estructura del área deportiva. En la directiva intentaron sacar a Pablo Bengoechea pero no obtuvieron los votos. Es fácil pensar que los argumentos para sacar al director deportivo pueden basarse solo en los resultados de su gestión, hablar de las contrataciones que no funcionaron, adjudicarle errores en las decisiones, etc, pero no es solo así; el fondo es también político.

EL MAPA POLÍTICO

La verdad es que la finalidad es terminar con todo lo que rodea a Ignacio Ruglio. El presidente apenas cuenta con sus leales soldados Eduardo Zaidensztat, Jorge Nirenberg y Álvaro Queijo, los cuatro dirigentes que apoyaron la continuidad del director deportivo. El resto votó por su cese y se aparta de la esfera de gobierno con diferentes argumentos. Todos votaron el cese de Bengoechea. Evaristo González, ahora exsecretario general del club, niega tener participación en la mesa chica de decisiones, se abre de todo lo actuado por el presidente y desfila por los medios manifestando su distancia.

Del lado del “damianismo” Rodolfo Catino, Pablo Amaro, Fernando Errico y Armando Castaingdebat son los que sobreviven y se desmarcaron hace rato en la votación para sostener a Arias. Los dos primeros se manifestaron en contra del presidente y los dos segundos se abstuvieron. Marcos Acle volvió a aparecer píblicamente remarcando su distancia de hace mas de un año con la dirigencia y Guillermo Varela no se manifiesta públicamente por diferencias con el presidente.

Es decir que el mapa político es el de una minoría de gobierno sin chance de encontrar aliados para defender una decisión y cuando Ruglio mira al costado tiene siete dirigentes que están opuestos a su forma de gobernar.

EL CONTEXTO PREVIO

Para entender el contexto es necesario recordar el origen de Ignacio Ruglio. ¿Cómo llega Ruglio a la directiva? Durante años y en los períodos de gobierno de Juan Pedro Damiani y Jorge Barrera fue dura oposición, permanentemente manifestándose en contra toda la política del oficialismo. Ruglio desfilaba por los medios manifestando sus discrepancias apenas terminaban las directivas y, en desacuerdo con todo, era una piedra en el zapato para todo presidente de turno.

LA HORA DE LA REVANCHA

En ese contexto los dirigentes del “damianismo” hicieron silencio buena parte del gobierno de Ruglio. Bajo el discurso de “darle gobernabilidad” el silencio se mantuvo durante un par de años. En el mes de agosto de 2022 Juan Pedro Damiani salió en Sport 890 y destapó la olla tras la salida de Mauricio Larriera y a horas de la llegada de Leonardo Ramos. Ante el primer traspié Juan Pedro salió a la batalla con duras apreciaciones y atacó a Ruglio con munición pesada: “Menos pico y más pala”. Eso generó respuestas del presidente: “Peñarol es mi vida, no mi negocio“. El quiebre comenzó. Aquel abrazo en la noche de las elecciones quedó solo en una foto y la ruptura ya no es política, pasó al plano personal porque los agravios pasaron el límite, el fin del silencio, la hora de la revancha.

EL NUEVO MAPA POLÍTICO

A partir de esas declaraciones de Damiani comenzaron a dar batalla sus soldados. Fernando Errico y Rodolfo Catino comenzaron a declarar y a desmarcarse de Ruglio a cara descubierta, se terminó la “aparente paz”, cada consejero comenzó a tomar postura. La actitud de Ruglio de dar batalla en todos los estamentos del fútbol fue el primer mojón para desmarcarse. “No se puede estar peleado con todo el mundo”, era un secreto a voces. A medida que el acto electoral se iba acercando en el tiempo más solo estaba el presidente. Nadie quiere abrazarse al fracaso. Cuando Ruglio puso a Peñarol del lado opuesto de la AUF y apoyó al candidato que se sabía perdería las elecciones se cavó su propia fosa, sacó a Gastón Tealdi del Ejecutivo y le atribuyó la culpa de las imaginarias derrotas políticas en la AUF. Peleado con todos, los de adentro y los de afuera, ahora debe tomar una decisión importante, ¿Qué hacer con Bengoechea? Ruglio y sus compañeros del oficialismo decidieron ratificar en el cargo al director deportivo.

Una vez explicado este contexto podemos entender la importancia de la decisión. Es Bengoechea el último bastión que queda en pie del gobierno de Ruglio, pues ya no tiene el manejo político del club. Ninguna de las decisiones que tome tendrán el apoyo del resto de los consejeros y si pierde a Bengoechea pierde también el manejo deportivo del club. Si la oposición le saca al director deportivo, le saca el poder, el manejo de Los Aromos; pasa a ser un presidente sin poder y es el principio del fin.

LA CARRERA ELECTORAL

La elección de un nuevo director deportivo o de un nuevo entrenador en minoría política es perder el timón. E1s evidente que todo lo que surja a partir de ahora no tendrá el apoyo de siete dirigentes. El inminente acto eleccionario pone a todos los consejeros en la actitud de acomodar el cuerpo para quedar lo mejor parado frente al socio, cada uno juega su juego, ahora comienza la carrera electoral, salen a la luz las cuentas pendientes.

Desde el “damianismo” la orden es que no queden rastros de la era Ruglio. Harán lo imposible para sacarlo de un próximo gobierno, buscaran hasta el último archivo irresistible para mostrar sus contradicciones, todo lo que dijo será usado en su contra; Juan Pedro Damiani espera en silencio esa caída.

Mientras tanto Evaristo González busca acomodar el cuerpo explicando cómo hizo para ser el secretario general del club y no tener nada que ver. Ostentando el segundo cargo más importante del club intenta explicar a viva voz que él nunca estuvo en las decisiones, no se hunde con este barco, pues ese será su punto débil en la carrera electoral. Sus aspiraciones a presidente se debilitan cuanto más se lo vincula con el gobierno de Ruglio. El electorado analiza.

En ese marco los demás sectores que tienen parte del electorado pero no llegan a la cantidad de votos para ganar la elección deberán decidir cuál será su estrategia de alianzas, la llave para definir las elecciones de diciembre.

No comments yet! You be the first to comment.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *