• Sunday, June 23, 2024

Las 3 claves del bajo momento de un Nacional que se aleja de la pelea

@nacional

Jugadores fuera de puesto, bajos rendimientos e ineficacia fuera de casa tienen al tricolor en una posición incómoda

A cinco unidades de la punta cuando restan cinco fechas para que culmine el Torneo Apertura, Nacional todavía está ahí, con la expectativa de llegar a la última fecha peleando por ganar el certamen. El empate entre Cerro Largo y Peñarol el domingo a la noche le dio vida luego del 0-0 cosechado por los tricolores en su visita a Danubio. Sin embargo, el juego que despliega no invita a creer que los dirigidos por Álvaro Gutiérrez puedan levantar la copa.

Inconsistencia defensiva, falta de explosión en ataque, poco aporte ofensivo de los laterales, escasa generación de fútbol desde el medio y falta de gol son quizás las razones más evidentes, pero vayamos un poco más profundo a encontrar cuáles son los 3 motivos fundamentales por los cuales Nacional está más lejos en el rendimiento que en la tabla de posiciones.

1. Jugadores fuera de puesto

El caso más emblemático está en la defensa, donde primero Ricardo Zielinski y ahora Álvaro Gutiérrez prefieren utilizar en la zaga central a un futbolista improvisado: Marcos Montiel. De muy buenos minutos cuando jugó como volante central, ambos técnicos decidieron que fuera el reemplazante de Diego Polenta (el titular para el Guti) y Daniel Bocanegra, ambos lesionados. Es cierto que Montiel tiene velocidad y estatura, pero está claro que no se encuentra cómodo en ese puesto. Es como que se siente contenido, tiende a irse a jugar unos metros más arriba de lo que debe y eso genera espacios a sus espaldas. Si fuera un caso aislado quizás se disimularía, pero en el contexto de una defensa que ha tenido muchos problemas, con laterales que no han sido sólidos en la contención. Entonces Nacional se transforma en un equipo inseguro, porque el nerviosismo que genera la última línea se traslada al resto de la formación. Lo que más llama la atención son dos cosas: la primera es que Gutiérrez tiene a otros dos zagueros de profesión en el plantel, Maximiliano Perg y Cristian Almeida, y no los utiliza ni un minuto; y la segunda es que Montiel ha rendido muy bien en el medio, un sector que también está en el debe.

El caso de Montiel no es el único, porque en el afán de encontrarle un lugar a Gastón Pereiro para que juegue aún sin justificarlo ha sido: extremo, falso 9, centrodelantero y hasta doble cinco. En ninguna de las posiciones rindió.

2. Bajos rendimientos

El nivel de juego de un equipo lo da la sumatoria de buenas performances individuales, pero cuando no las hay es imposible que se alcance un juego colectivo de calidad. El equipo puede salvar la mala actuación de un futbolista, pero un jugador no puede hacer que todo el equipo rinda satisfactoriamente. Esto es un poco lo que le ocurre a Nacional. Francisco Ginella hizo un gran partido en Venezuela y rescató, con un disparo en la hora, un triunfo sobre Metropolitanos en Copa Libertadores. Pero eso no logró tapar el sol con un dedo: el conjunto tricolor jugó mal ante un rival de dudosísima jerarquía.

Leandro Lozano y Camilo Cándido no logran encenderse por los laterales. Están lejos de ser aquellos futbolistas que se lanzaban en velocidad por las bandas y generaban no solo desequilibrio, sino superioridad numérica en ataque.

Hasta la irrupción de Ginella en medio de la semana pasada el doble cinco no consiguió consolidarse, porque ninguno de los Rodríguez (Diego y Yonatan) han sido regulares; juegan un partido bien y tres flojos.

Y en ataque, además de lo ya expresado sobre Pereiro, está que Franco Fagúndez no es ni por asomo el conductor que tuvo Nacional el año pasado; que Federico Martínez nunca pudo entrar en ritmo producto de las lesiones; que Diego Zabala está entreverado cuando encara; y hasta que los técnicos han decidido jugar sin centrodelantero por varios partidos. Emmanuel Gigliotti no ha sido un goleador implacable, pero al menos tiene el oficio del 9 que lo hace ser un optimista del gol. Por eso cada vez que toma la pelota lo primero en lo que piensa es en rematar al arco y así al menos exige a los rivales. La cuestión es que le llegan pocas pelotas, razón que explica por qué en los últimos cuatro partidos por el Apertura solo anotó tres goles y en tres de ellos no convirtió.

3. Ineficacia de visita

Con todo lo negativo ya narrado en cuando a aspectos tácticos y rendimientos, Nacional está a solo cinco puntos del líder Peñarol y podría estar incluso más arriba de no ser por su ineficacia jugando fuera de casa. De las 15 unidades que disputó fuera del Gran Parque Central solo ganó 3 producto de empates. Anotó 3 tantos y recibió 6. Esto lo hace estar en el puesto 13 (de 16) en la clasificación de los visitantes. Es muy poco para un equipo grande. River Plate, Fénix y Plaza Colonia, con los mismos 3 puntos pero peor saldo de goles, son los que están por debajo del tricolor.

No comments yet! You be the first to comment.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *