• Sunday, June 23, 2024

Peñarol: El 1×1 del campeón invicto que tuvo el Apertura

La magia de Leo Fernández, los goles de Sequeira, las atajadas de Aguerre, la revelación de Méndez. Un repaso a los punto altos y bajos del aurinegro

Finalizó el Torneo Apertura, ese que Peñarol se adjudicó en forma invicta y de paso logró los dos objetivos principales que se había trazado para la primera parte del año: ganar el certamen corto y con ello asegurarse presencia en la definición del Campeonato Uruguayo y conseguir el pasaje a los octavos de final de la Copa Libertadores, lo cual selló con la victoria 2-1 sobre Rosario Central. Todavía espera por conocer a su rival luego del sorteo efectuado este lunes por la Conmebol.

¿Cuáles fueron los puntos altos del equipo dirigido por Diego Aguirre? Hagamos un repaso de los futbolistas que más participación tuvieron:

Washington Aguerre

Llegó para pelearle el puesto a Guillermo De Amores y se lo quedó. De 11 partidos que jugó, mantuvo la valla invicta en 8 y nunca le anotaron más de uno por partido. Dueño de una personalidad avasallante, pero por sobre todas las cosas el típico arquero de cuadro grande que responde muy bien las pocas veces que le llegan.

Guillermo De Amores

Actualmente lesionado, atajó en 10 partidos. Inició el año dando poca seguridad, pero luego se asentó y tuvo buenas participaciones. Recibió 9 goles.

Byron Castillo

El ecuatoriano no consiguió hasta el momento adaptarse al lateral derecho. Ataca mejor de lo que defiende, pero en Peñarol no ha conseguido una cosa ni otra. Perdió el puesto y puede marcharse.

Camilo Mayada

Escasa presencia a causa de problemas físicos. Por su versatilidad es una pieza importante para Aguirre, quien no pudo sacarle el mayor provecho.

Pedro Milans

El lateral derecho más confiable con el cual ha contado el técnico. No brilla, pero es parejo. Marca bien y sube con criterio. Hoy es el dueño del puesto.

Leo Coelho

Muy flojo inicio de temporada, lo cual le llevó a perder el lugar. Tuvo una segunda oportunidad cuando se lesionó el titular, mostró buenos rendimientos y hasta convirtió. Está volviendo.

Javier Méndez

Toda una revelación desde que Aguirre lo colocó como zaguero. Potente, firme, duro, serio y un referente por lo que transmite. Le dio a la zaga una confianza que no tenía.

Guzmán Rodríguez

Sus condiciones ya se conocían, pero debía confirmarlas en Peñarol. No solo lo hizo, sino que mejoró sus performances, demostrando crecimiento y estar templado para ser futbolista aurinegro. 

Maximiliano Olivera

Rendimientos irregulares. Importante en el juego aéreo en las dos áreas, pero generalmente impreciso con la pelota. Ha jugado de zaguero y de lateral izquierdo. Su entrega y liderazgo (a veces demasiado enfocado en protestar) lo convierten en referente, aunque no su juego.

Lucas Hernández

Cuestionado por su forma física, ha demostrado ser una solución en varios partidos. Aguirre lo utilizó últimamente como volante externo por izquierda y ha sido un acierto, porque cuando llega al último tramo de campo se transforma en peligroso.

Damián García

Campeón Mundial Sub 20, juega con la solvencia y la confianza de un veterano. Tiene un gran despliegue y parece rendir más cuando juega solo, en un 4-1-4-1. En la última fecha anotó su primer gol.

Gastón Ramírez

Ha tenido destellos del gran jugador que es, pero Peñarol precisa mucho más de él. Suele ofuscarse mucho cuando las cosas no le salen y por eso se ha ganado muchas amonestaciones.

Ignacio Sosa

No termina de asentarse en Peñarol. Es todo voluntad, pero todavía no ha sido solución para darle solvencia a la mitad del terreno.

Javier Cabrera

Tal vez fue la mayor decepción de las incorporaciones. Dueño de una velocidad increíble, pocas veces ha conseguido desarrollarla con eficacia. Se perdió un tercio de la actividad (7 de 21 partidos por lesión, no convirtió y tiene 3 asistencias de gol. Peñarol esperaba mucho más de él.

Leonardo Sequeira

El delantero argentino fue toda una revelación y un gran acierto de Aguirre, quien lo pidió y lo bancó. Es uno de los goleadores del equipo con 7 tantos, pero además es muy solidario para con el equipo.

Leonardo Fernández

Magia pura. La figura descollante de Peñarol. Juega, hace jugar, filtra pases, gambetea rivales, provoca faltas y las aprovecha gracias a su pegada majestuosa con la pierna izquierda. Pero además se ha convertido en el máximo anotador del equipo con 9 tantos. El mejor jugador del fútbol uruguayo hasta el momento.

Franco González

Foto: @OficialCAP

El Cepillo es otro que no ha estado al nivel esperado. La verticalidad, vertiginosidad y desfachatez que tuvo con la selección Sub 20 campeona del mundo lo depositó en Peñarol, pero nunca encontró su lugar en el equipo. Más allá de lesiones, en algún momento incluso quedó afuera de las convocatorias.

Eduardo Darias

Llegó en silencio a ganarse un lugar y se convirtió en titular indiscutido. Ha hecho goles importantes, pero además su polifuncionalidad lo ha convertido en pieza importante para Aguirre. Puede jugar por afuera y por adentro, pero sobre todo sabe hacer muy bien las dos funciones, porque defiende, sale rápido al ataque y llega para definir.

Diego Sosa

El argentino llegó para ser el lateral izquierdo, pero rápidamente perdió el puesto. Aguirre le buscó un nuevo rol y lo encontró colocándolo como extremo por izquierda, donde ha rendido mejor. De cualquier manera su juego no ha logrado sobresalir.

Nahuel Acosta

Ha sido una muy buena alternativa como revulsivo del equipo. Con su potencia y velocidad ha provocado más de una vez la reacción de la oncena en cancha, aunque a vece sus ansias de demostrar su valía lo lleva a apresurarse y enredarse. Es de las primeras opciones de recambio y está bien.

No comments yet! You be the first to comment.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *