• Sunday, June 23, 2024

Peñarol 2-1 Rosario Central: Diego Aguirre hizo su magia copera

Foto: Dante Fernández/AFP vía Getty Image

Foto: Dante Fernández/AFP vía Getty Image

En el año de su regreso al club consiguió poner al aurinegro en los octavos de final de la Libertadores luego de 13 años

La mística de Diego Aguirre con Peñarol es innegable. Algo especial tiene porque está ligado a los mejores momentos de la institución carbonera. Todo empezó con aquel gol en el segundo final para darle al club la quinta y última Copa Libertadores; siguió en 2011 cuando, ya  como técnico, lo llevó hasta la final del certamen continental perdida ante Santos. Y volvió ahora para ponerlo en octavos de final luego de 13 años, porque la última vez que el mirasol había superado la fase de grupos había sido en aquel mismo 2011.

Peñarol venció 2-1 a Rosario Central en el Campeón del Siglo este martes y selló el boleto para estar entre los mejores 16 del torneo. En este 2024 el aurinegro ha hecho de su estadio, el Campeón del Siglo, una fortaleza infranqueable. Ganó los tres partidos, anotó 9 goles y solo recibió 1.

Leo Fernández dio otra muestra de talento. Cada vez que tomó la pelota encaró, dejó rivales atrás, habilitó a compañeros, remató, pisó el área y definió con clase para anotar los dos tantos (el primero de una calidad fantástica) que valieron la clasificación. Fue al que le apuntaron las luces en la alfombra roja, pero hay otros que no estuvieron bajo los focos pero que fueron tan o más importantes. Y en ese sentido hay que destacar a Maximiliano Silvera.

Hay que ver lo que juega el centrodelantero de espaldas al arco; lo inteligente que es. Fue la clave para el gol del triunfo, porque puso un pase filtrado fantástico para que Javier Cabrera le sirviera la asistencia a Fernández. No fue su único aporte, porque es un futbolista solidario, que es el primero en marcar y también el último si debe hacerlo, como lo demostró en el primer tiempo cuando metió un cierre justo para cancelar una jugada peligrosa para el arco de Washington Aguerre.

Peñarol debía ganar y lo hizo. No fue brillante, pero jugó bien, porque siempre supo qué hacer. Controló el trámite, manejó la pelota (a veces bien, a veces mal, porque por ejemplo Gastón Ramírez perdió muchos balones en el medio, Maximiliano Olivera otras tantas en la salida y el gol fue producto de un pase interceptado a Javier Méndez) y tuvo primero la fortaleza anímica para reponerse al gol sufrido que generó una reacción de Rosario Central, pero también la inteligencia para darse cuenta que la clave no era atacar a lo loco, sino esperar el momento para liquidar el juego de contraataque, ya que sí o sí el equipo argentino debía anotar otro gol para clasificar.

La mística copera de Diego Aguirre; la fortaleza del Campeón del Siglo; el talento de Leo Fernández para jugar, hacer jugar, saber ubicarse en el campo y anotar; y la claridad conceptual de Maxi Silvera para moverse en las cercanías del área. Todo eso se aunó una noche de esas bien de Copa Libertadores para que Peñarol vuelva a ser protagonista continental luego de 13 años.

MOMENTOS

  • Minuto 8. Primera jugada clara de gol del partido y fue para Peñarol. Córner, despeje defectuoso y Maxi Olivera le dio de derecha y cruzado. La pelota se fue apenas alta.
  • Minuto 24. Gastón Ramírez perdió el balón en el medio, Rosario Central llegó hasta el fondo por izquierda, centro rastrero y ante el ingreso de jugadores visitantes salvó Washington Aguerre.
  • Minuto 32. ¡GOL! ¿Qué gol? ¡Golazo! Leo Fernández encaró, pasó el balón por el ojo de una aguja para habilitar a Milans; el lateral derecho le devolvió la pared, el 8 entró al área amagó a pegarle, enganchó hacia adentro y sacó un latigazo de zurda para marcar el 1-0.
  • Minuto 45+3. Final del primer tiempo. Peñarol gana con el golazo de Leo Fernández y lo hace en forma justificada. Fue más decidido y punzante en ataque, lo cual demuestra que no salió a especular con que el empate le sirve. Central solo inquietó con centros a partir de pelotas quietas.
  • Minuto 64. Remate lejano de Malcorra que atajó sin problemas Aguerre. Rosario debe hacer dos goles pero no tiene profundidad.
  • Minuto 65. ¡GOL! Peñarol, que ha perdido muchas pelotas en la salida, falló al querer salir jugando. Javier Méndez la dejó corta, robo rival, disparo, Aguerre dio rebote y Modica aprovechó para empatar.
  • Minuto 74. Falta de Darias a Lovera de atrás que le provocó una lesión al propio aurinegro, además de recibir una amarilla. Bien pudo haber sido roja por la violencia del puntapié dado desde atrás. Darias fue reemplazado por Ignacio Sosa.
  • Minuto 84. ¡GOL! Leo Fernández ahora se vistió de centrodelantero para asegurar la clasificación a octavos de final de la Libertadores. La clave del gol fue el pase filtrado de Maxi Silvera a Javier Cabrera, quien asistió al 8 para que empujara el balón en el área chica.

PEÑAROL 2-1 ROSARIO CENTRAL

Estadio: Campeón del Siglo
Hora: 19.00
TV: ESPN 7 y Star+
Árbitro: Piero Maza (CHI)
Goles: 32′ L. Fernández (P), 65′ A. Modica (RC) y 82′ L. Fernández (P)

Clasificación ofrecida por Sofascore

LA PREVIA

Una final. Eso es lo que juega Peñarol ante Rosario Central este martes a partir de la hora 19 en el Campeón del Siglo en el partido que cierra la participación de ambos en el Grupo G de la Copa Libertadores. Claro que también lo es para el equipo argentino, que incluso tiene más obligación porque para avanzar a los octavos de final del certamen continental solo le sirve un resultado: ganar.

El partido es de alto riesgo y en todos los sentidos. Primero que nada porque ese es el rótulo que obtuvo del Ministerio del Interior en virtud de los incidentes ocurridos al finalizar el choque de ida con triunfo 1-0 el equipo Canalla hace ya un par de meses en Rosario. Peñarol y las autoridades del fútbol uruguayo hicieron todo lo posible por evitar que llegaran hinchas de Central, pero la Conmebol apoyó que haya hinchas visitantes y por eso la ciudad (o el país) está en alerta. Se han destinado 1.100 efectivos policiales para controlar un simple partido de fútbol.

También es de alto riesgo deportivo, porque Central tiene que salir a ganar sin exponerse y Peñarol debe ser paciente sin tirarse atrás y dejar crecer al rival. Entonces, es un duelo que caminará constantemente sobre los límites. Al aurinegro le alcanzará con no perder para avanzar, algo que no consigue desde 2011, cuando el técnico era el mismísimo Diego Aguirre y llegó a la final de la Libertadores.

A propósito del entrenador, recupera para este encuentro a dos piezas clave: Leonardo Sequeira y Maximiliano Silvera. Además, tiene a los titulares en plenitud, dado que (excepto Leo Coelho) todos descansaron el fin de semana.

No comments yet! You be the first to comment.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *