• Monday, May 27, 2024

El karma de la pelota quieta, el alto porcentaje en contra que aterra a Peñarol

Arma letal del histórico quinquenio de la década del 90, peligro de gol ante cada pelota quieta en los pies de Bengoechea; hoy día, se convirtió en todo un drama para el equipo carbonero. 1 de cada 3 goles recibidos en torneos internacionales llegan mediante un balón detenido. A continuación el desglose de los datos.

Sinónimo de grito de gol en cada centro ejecutado en los pies de Pablo Bengoechea en el Peñarol de los 90 y 00; el excelso ejecutante contaba con varias opciones al momento de poner la pelota en el área que le abrían el abanico para marcar el gol por esa vía.

Los tiempos fueron mutando, y Peñarol se fue quedando sin ejecutantes definidos y casi sin definidores, por supuesto, las estadísticas marcaran varios goles de pelota quieta durante todos estos últimos años, pero no mentimos al decir, que ya no es “la” vía de gol de preferencia. Opuesto a esto, el club carbonero a pasado a padecer dichas situaciones, desde laterales en ataque, córner, penales, pasando incluso por tiro libre que terminaron en la red, ya sea de forma directa o mediante un cabezazo o incluso de rebote en la jugada inmediata.

Estamos cercanos a decir, que cada vez que Peñarol se presenta en el plano internacional, los hinchas y allegados mirasoles predicen lo peor, aún incluso en partidos controlados. Y es que el karma de la pelota quieta, siempre está, y Peñarol no es ajeno a esto; son jugadas donde el trabajo de la semana surte efecto y donde un segundo o una desatención puede dejar al equipo rengo y sin chance de reacción.

Aunque en Peñarol, esta calando más hondo y comienza a ser un tema que persigue a la institución en sí, ya superando a jugadores y cuerpos técnicos que fueron pasando en estos últimos años.

Los números son crudos y visibles; en este informe de La Oral Deportiva, nos tomamos el tiempo de revisar los últimos resultados carboneros en el ámbito internacional en los 5 pasados años, donde se incluyen los partidos de las Copas Sudamericanas 2021 y 2023 y de las Copa Libertadores 2019, 2020, 2022 y el antecedente más cercano de la actual Libertadores 2024, donde el equipo volvió a caer mediante un gol de pelota quieta.

Hay que tener en cuenta en los números que vamos a barajar a continuación, la gran Copa Sudamericana del 2021 que tuvo el club carbonero, con muy buenas estadísticas, que sin dudas hacen que mejore la consideración total de los últimos años. Quitando esta participación la realidad es más dura, el equipo en ese año recibió 13 goles en 14 partidos jugados.

Desde el 2019 hasta el partido del pasado jueves, Peñarol disputó 39 partidos por copas internacionales, perdió 19, ganó 16 y empató 4. En esos 39 partidos, recibió 51 goles, nos da más de 1 gol recibido por partido.

Pero aquí es cuando nos adentramos al tema principal, de esos 51 goles en contra, 17 fueron desde una jugada de balón detenido, el promedio: 1 gol mediante esta vía cada 3 recibidos, por lo que si tomamos la estadística anterior, el equipo recibió 1 gol de pelota parada cada 3 partidos.

Además un dato no menor, sino sumamente importante, dentro de esos 17 goles, 9 fueron de apertura del marcador y 7 de esos valieron la derrota ya que definieron el resultado final, por lo que el equipo perdió 21 puntos disputados.

A continuación el detalle de los 17 goles recibidos:

Ahondando un poco más, dentro de estos 17 goles, la formula más repetida fueron los córner, el mirasol recibió 9, siendo 3 de ellos los que marcaron el resultado final.

La siguiente via de gol fueron los penales, donde recibió 4 y 1 fue causal del marcador final.

Lo siguen con lo misma cantidad 2 goles provenientes de tiro libre, y la forma más llamativa, 2 goles desde jugadas desde un lateral, donde además las dos sirvieron para determinar la derrota de Peñarol, en los recordados partidos ante Colon (5/4/2022) y Cerro Porteño (27/4/2022)

La conclusión a la que podemos llegar, es que sin dudas, las pelotas quietas se trabajan; sacando penales, que llegan de una infracción lógica o no y la posterior definición del ejecutante o desde un tiro libre directo al arco, que puede incidir la calidad de quien lo realice. Las pelotas quietas obedecen a movimientos colectivo y una alerta individual de cada jugador, la desatención conlleva a un riesgo, riesgo que a la postre puede llevar a la perdida del partido o incluso a la eliminación del equipo.

Peñarol institución debería hacer hincapié en estas instancias, e instar a jugadores, cuerpos técnicos,etc a buscarle la vuelta para evitar estas situaciones, para evitar que el karma siga y que el equipo pueda cambiar la pisada a nivel internacional. Ya que en varias oportunidades, se perdieron partidos y puntos, de forma poco merecida, como sucedió el otro día en Rosario.

No comments yet! You be the first to comment.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *