• Tuesday, May 28, 2024

Por una cabeza

Arsenal le ganó en la hora a Manchester City en Londres y así le robó la punta de esta edición de la Premier League, que ahora comparte con Tottenham Hotspur, su eterno rival del norte de la capital británica, que el sábado derrotó como visitante al recién ascendido Luton Town.

(Foto de ADRIAN DENNIS/AFP vía Getty Images)

Los técnicos Mikel Arteta y “Pep” Guardiola, en otra época discípulo y maestro, respectivamente, en el ahora Campeón de Europa, jugaron, de principio a fin, un auténtico partido de ajedrez dentro de una cancha de fútbol. Ambos estudiaron cada movimiento de su rival, adaptando cada dibujo de sus oncenas a lo que hacía o dejaba de hacer su contendor.

Se vió así un partido casi programado por computadora, en el cual el factor sorpresa, el cambio de ritmo y el jugársela arriesgando en incursiones verticales, fueron los grandes ausentes en el Emirates Stadium. El resultado fue que ambos decepcionaron a quienes esperaban el ritmo de vértigo y la intensidad propias de dos grandes de la Premier League.

Sólo un gol podía romper el tedio y los rígidos esquemas, pero cuando el mismo llegó a los 86′, ya era tarde para desnudar la audacia, de modo que propios y extraños supieron que la conquista de Gabriel Martinelli sentenciaba el duelo a favor del local. Igualmente el ingreso del extremo brasileño tras el descanso, regresando tras una lesión muscular, fue clave para mantener ocupada a la última línea visitante, siempre pendiente de sus piques y de su inquietud constante.

Y es que, además, el triunfo “Gunner” fue, literalmente, por una cabeza, la del pianista neerlandés (es profesor de piano) Nathan Aké. La jugada previa, una triangulación fuera de contexto con el trámite del partido, llegó desde el banco con la participación estelar del alemán Kai Havertz, el japonés Tomiyasu y el propio Martinelli, cuyo remate se desvió al pegar violentamente en la cabeza del lateral ex Watford y Bornemouth. Nunca se sabrá si Ederson llegaba a interceptar el remate de su compañero de selección, pero lo cierto es que por una cabeza el arquero brasileño quedó a contrapié.

Lo que siguió fue el gran festejo del Emirates y el enojo del goleador noruego Erling Haaland, quien apareció, rumbo al vestuario, insultándose con gente del local, pero en realidad claramente frustrado tras haber sido completamente anulado, desaparecido en acción, por la marca férrea del francés Saliba y del brasileño Gabriel Magalhaes, cancerberos implacables del goleador noruego durante cada segundo del choque de Londres.

ASISTENTE PERSONAL. Liverpool empató 2 a 2 de visita en Brighton y así perdió la oportunidad de quedar como único escolta de los nuevos punteros de la Premier League, Arsenal y Tottenham Hotspur. 

Los de Jurgen Klopp habían remontado un 1 a 0 pero errores defensivos repetidos provocaron que el local igualara el partido e inclusive estuviera a punto de ganarlo. Afirmar que la defensa de Liverpool es un auténtico flan, es quizás la descripción más gráfica y adecuada para describir el caos reinante en esa parte del equipo de Anfield.

Puede decirse que Darwin Núñez hizo lo que pudo y que lo que pudo fue mucho realmente. Asistió a Mohamed Salah para el primer gol, habilitó al húngaro Szoboszlai previo al penal que derivó en el segundo gol del egipcio y tuvo parte activa en las principales acciones ofensivas de su equipo.

La prensa inglesa destaca que el uruguayo es el único futbolista de la Premier League cuyas cinco asistencias fueron destinadas a uno sólo de sus compañeros de equipo: Mohamed Salah. Como consecuencia de este hecho irrefutable, sería bueno que su crítico del momento, el ex goleador Michael Owen, conviniera que en el fútbol de hoy el trabajo de un delantero de punta, no es sólo meter goles.

Por lo tanto Mr. Owen debería entender que actualmente el balompié se ha vuelto más colectivo que nunca, por lo cual los goleadores también cumplen otras funciones, tales como presionar la salida de los rivales, marcar, relevar y también….asistir para que otros hagan los goles. 

No comments yet! You be the first to comment.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *