• Monday, May 27, 2024

Peñarol: ¿se ha transformado en Arezodependiente?

Foto: Pablo Porciúncula/AFP por Getty Images

El delantero acumula cinco partidos sin convertir y el equipo extraña sus goles

Cerro, La Luz 3 veces, Defensor Sporting, Deportivo Maldonado y Montevideo City Torque sufrieron el poder goleador de Matías Arezo en las primeras 6 fechas del Torneo Apertura. River Plate, el club que lo hizo debutar con 16 años, también experimentó en carne propia el monstruo que había creado en sus divisiones formativas al recibir 3 tantos del goleador por Copa Sudamericana. Peñarol caminaba a paso arrollador en el torneo local e incluso en el plano semi-internacional al influjo de los goles de su centrodelantero.

El 12 de marzo, hace ya 40 días, intempestivamente la máquina goleadora se apagó y con ella el gran momento del conjunto aurinegro. En aquel 2-2 por la fecha 6 del Apertura, Arezo abrió el marcador al minuto 13 y ese fue el último gol que los hinchas le celebraron. Desde entonces lleva 498 minutos en cancha sin poder convertir. Entonces, Peñarol pasó de 5 triunfos y 2 empates en base a los goles de Arezo a este presente de 3 victorias, 1 empate y 3 caídas. ¿Qué pasó entre aquel 12 de marzo y este 21 de abril?

En el medio ocurrió una lesión que le quitó ritmo a un futbolista que venía jugando regularmente y con toda la confianza luego de haber tenido un año con escasos minutos en el Granada de España, con el que para peor perdió la categoría. En la semana previa al partido previo con River Plate por el Apertura (18 de marzo), Arezo sufrió una distensión de aductores que incluso lo puso en duda para viajar con la selección uruguaya a los partidos ante Japón y Corea del Sur disputados entre el 24 y el 28 de marzo. Igualmente viajó con la Celeste (se perdió el choque con Liverpool en Belevedere, en el cual Peñarol perdió el invicto al caer 1-0) y tuvo minutos incluso en el segundo juego, pero al retornar lo hizo seco.

Nacional, América Mineiro, Cerro Largo, Danubio y Millonarios fueron enfrentados por el goleador, pero a ninguno pudo lastimar. Entonces cabe la pregunta: ¿es Peñarol Arezodependiente? En buena parte sí, porque da la sensación de que si él no convierte, a los demás les cuesta mucho. De hecho, en todos esos partidos el conjunto aurinegro solo anotó 5 goles (promedio de 1 por juego), cuando había logrado 13 en los 6 primeros choques (promedio de 2.17). Sin embargo, decir que Peñarol no gana solo porque Arezo no hace goles sería injusto con el futbolista.

Como ya se ha dicho en otras ocasiones, el elenco aurinegro da la sensación de haber ido de más a menos. En lugar de mejorar en su producción futbolística parece involucionar. Cada vez tiene menos juego colectivo y todo parece quedar a merced de lo que resuelvan los futbolistas individualmente. Éstos, a su vez, van perdiendo confianza a medida que los resultados son cada vez más adversos. Sebastián Rodríguez, por ejemplo, quien ha sido el mejor exponente al mantener con regularidad rendimientos altos, falló varias entregas (hay que decir que solo fueron 6 malos pases de 61, por lo cual el 90% de los mismos fue con acierto aunque la mayoría desde corta distancia) que impidieron al equipo progresar. Y para peor realizó 3 remates al arco sin embocarle.

En este contexto es difícil que Arezo pueda hacer lo suyo, porque Peñarol no le ha hecho el juego adecuado al fallar en las entregas definitivas, esas que muchas veces se convierten en asistencias de gol. Peñarol necesita a Arezo, eso está por demás demostrado, pero a su vez el goleador precisa de sus compañeros y este es un tema que tiene un responsable principal: su técnico.

No comments yet! You be the first to comment.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *