Conectá con nosotros

DEPORTES

Good bye Melo

Solo 10 partidos duró la era de Carmelo Anthony en los Houston Rockets que decidieron cortarlo debido a su bajo rendimiento. Ahora se encuentra sin equipo y se especula con su retiro definitivo.

Un día sos una superestrella, ganas millones y te llegan ofertas por todos lados y un par de año más tarde ya no estas al mismo nivel y ningún equipo te quiere. Así de cruel es muchas veces la carrera de los deportistas y es lo que le ocurre a Carmelo Anthony en este momento.

Llegó a los Rockets para ir en busca del ansiado anillo luego de su frustrado paso por Oklahoma City Thunder. Se sabía de antemano que no tendría un rol protagonico y que sería simplemente un apoyo para Paul y Harden, pero de todas formas todos pensamos que podía ser útil para el equipo aportando su capacidad goleadora al menos en ciertos tramos de los encuentros.

Pero inesperadamente, el arranque de los Rockets fue muy flojo en esta temporada y el de Melo también promediando apenas 13 pts. por encuentro. El equipo está defendiendo muy mal y cuando esto ocurre todos los dedos siempre señalan a los jugadores que menos intensidad ponen en ese costado de la cancha: Anthony es claramente uno de ellos. Nunca se esforzó mucho por defender y a sus 34 años no va a cambiar su actitud.

Houston tiene aspiraciones claras de lograr un anillo y si bien nadie duda que van a llegar a playoffs, este inicio dubitativo hizo que se encendieran las alarmas y la primera victima fue Melo, quien fue cortado. Uno piensa que a una superestrella como él lo podrían haber esperado un poco más, pero la vara es muy alta para estos Rockets y los últimos antecedentes del ex Knicks son muy malos.

Hoy no tiene equipo y la única propuesta que ha tenido, ha sido para integrar la selección de Puerto Rico, algo que parece muy poco probable. En este momento se especula con su retiro definitivo del basket.

Imagen relacionada

Apenas 10 partidos duró la etapa de Carmelo Anthony en los Rockets. Foto: El Nuevo Día

¿Como se puede explicar el fracaso tan estrepitoso de una superestrella? 

A todos los jugadores les pasa el cuarto de hora, pero es raro que un jugador del calibre de Melo (3 veces campeón olímpico, 10 veces all star) fracase tan estrepitosamente en el cierre de su carrera sin haber sufrido ninguna lesión grave.

Una causa es el cambio de juego que ha existido en la NBA en los últimos años. Se juega a un ritmo vertiginoso y Melo es un jugador lento, que además le gusta tener mucho la pelota en sus manos. Su juego siempre se desarrolló en ofensivas de media cancha, una opción que los equipos cada vez utilizan menos y Anthony nunca tuvo la capacidad de reinventarse.

Otra razón es su falta de liderazgo, cualidad imprescindible para las estrellas veteranas. A medida que las figuras tienen más edad, no sólo deben buscar sus puntos sino que además deben esforzarse por potenciar a sus compañeros y ser un ejemplo para los jóvenes. Al final de la carrera, un jugador va a ser recordado no solo por anotar muchos puntos o hacer jugadas espectaculares, sino principalmente por la cantidad de títulos que ha logrado y por su capacidad de liderar a un equipo campeón. En contraste con Lebron James que es el mejor ejemplo de esto, Melo nunca supo desarrollar esta cualidad. Siempre puso por encima sus estadísticas individuales a los logros grupales y de esta forma nunca ha estado ni cerca de alcanzar un anillo.

No se puede asegurar el retiro de Carmelo Anthony, pero si no hay dudas que su salida de los Rockets es una despedida a la posibilidad de obtener un anillo. Lamentablemente, el último tren pasó para Melo.

Twitter: @DeFajaNBA
Facebook: De Faja NBA

 

Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en DEPORTES