• Thursday, June 20, 2024

Peñarol y su nueva meta: mantener el invicto para emular la campaña 2010

El último campeón sin derrotas fue el equipo aurinegro hace 14 años y de la mano del actual técnico, Diego Aguirre

La victoria 2-0 de Peñarol sobre Defensor Sporting del sábado a la noche en el Estadio Luis Franzini le dio el título del Torneo Apertura al conjunto aurinegro, pero eso no significa que el trabajo está terminado. A falta de dos fechas para finalizar el primer certamen del año los dirigidos por Diego Aguirre todavía tienen un desafío por delante: finalizar invictos.

Son los únicos que todavía no han perdido hasta el momento en lo que va de la temporada, al menos en el plano local; y así tienen la idea de terminar para igualar la campaña de 2010, cuando bajo la mismísima conducción técnica de La Fiera Peñarol ganó el Clausura sin haber sufrido derrota alguna. No obstante, aunque consiga no perder en las últimas dos jornadas —en las que recibirá a Progreso y visitará a Fénix— no podrá conseguir el porcentaje de puntos conseguido hace ya más de una década.

Aguirre está asociado a grandes logros obtenidos por la institución carbonera, porque no solo fue el autor del gol que le dio la última Copa Libertadores en 1987 cuando Peñarol derrotó 1-0 a América de Cali en el tercer partido, disputado en Santiago de Chile y definido cuando solo faltaba 1 segundo para que se cumplieran los 120 minutos de juego, ya que se fue a alargue; también fue quien estuvo al frente del equipo ya como técnico a la final de la Libertadores en 2011 (perdida ante el Santos de Neymar), la última que consiguió no solo el mirasol, sino un equipo uruguayo.

Para llegar a esa definición, o mejor dicho para clasificar al torneo continental, en 2010 ganó el Clausura con 43 puntos de 45 (95,6% de efectividad), cediendo los únicos dos puntos en el clásico. Ese año Peñarol fue campeón uruguayo luego de vencer en las finales a Nacional. Fue la última vez que un equipo fue campeón invicto en Uruguay.

En esta ocasión el máximo de puntaje que puede obtener el aurinegro es 41 de 45, dado que también empató el clásico pero además igualó en su visita a Liverpool. Eso no le resta mérito, obviamente, pero sí hará que la campaña sea apenas un poco menos efectiva que aquella de hace 14 años.

La cuestión es que el invicto corre riesgo principalmente porque con el objetivo inicial de este mes logrado, ahora debe apuntar al siguiente que es asegurar la clasificación a los octavos de final de la Libertadores. Eso será el martes 28 de mayo, cuando reciba a Rosario Central en el Campeón del Siglo en un partido que decidirá cuál de los dos avanzará. A Peñarol le bastará con un empate y seguramente para ese partido no haya hinchas visitantes, ya que la institución mirasol evalúa la posibilidad de pagar la multa a Conmebol a fin de priorizar la seguridad porque se aguarda un clima hostil luego de lo ocurrido en Rosario, cuando la hinchada local agredió a los futbolistas de Peñarol y Maximiliano Olivera recibió una pedrada que le provocó un corte en la cabeza.

En ese contexto es que seguramente ante Progreso, el jueves 23 a la hora 20 por la fecha 14, Aguirre decida poner un equipo alternativo a fin de no arriesgar a los titulares. Por lo tanto, la defensa del invicto estará en peligro, aunque con el título del Apertura bajo el brazo (lo cual supone el boleto ganado para estar en la definición del Campeonato Uruguayo) pasa a ser más una cuestión de honor que una urgencia.

No comments yet! You be the first to comment.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *