• Tuesday, June 25, 2024

Ignacio Ruglio fue sancionado por 45 días; las razones de la resolución

Ignacio Ruglio

Los integrantes del Tribunal de Ética se refieren al presidente de Peñarol como “un reincidente contumaz” al ser esta la cuarta causa

Otra causa perdida por Ignacio Ruglio, presidente de Peñarol, en su cruzada quijotesca contra todos los estamentos del fútbol. Por cuarta vez fue denunciado por los árbitros ante el Tribunal de Ética de la AUF y éste procedió a aplicarle una nueva sanción, esta vez por 45 días. De esta manera se confirmó la noticia adelantada el 6 de noviembre por La Oral Deportiva.

En una extensa resolución que constó de 4 páginas y que fue firmada por Ismael Blankleder, el Dr. Eduardo Vescovi, el Dr. Alfredo Etchandy y el Cr. Gervasio Gedanke el presidente aurinegro recibió una nueva y dura suspensión luego de haber cumplido una de 30 días por resolución adoptada en los últimas días de abril.

El documento a través del que se comunicó la pena y los motivos de tal determinación es muy rico en cuanto a conceptos, ya que describe cuáles fueron las denuncias, los descargos, los considerandos y la resolución.

Motivó el caso la denuncia ingresada por la Asociación Uruguaya de Árbitros de Fútbol (Audaf) el 11 de abril en relación a unas declaraciones efectuada a través de su estado de Whatsapp fueron:

El Tribunal informa que el Dr. Gonzalo Moratorio, representante legal de Ruglio, compareció ante él y pidió que el caso se archivara porque las reiteradas denuncias del gremio arbitral solo buscaban “cercenar el derecho de expresión” de su representado y tienen “un fin persecutorio y de censura”, criterio con el cual el Tribunal más adelante expresa que no comparte, al tiempo que sostiene que el presidente de Peñarol es “un reincidente contumaz desde que este tribunal se encuentra en funciones”, razón por la cual endurece la pena respecto a la anterior.

También recuerda una vez más que los derechos consagrados en la Constitución, como lo es el de expresión, son protegidos siempre que respeten el derecho de otros como el del honor y en este caso los árbitros se sentían heridos en su honorabilidad por las expresiones de Ruglio.

En base a las pruebas recibidas (y las que no, porque el Tribunal de Ética entiende que los dichos de Ruglio que afectan la honorabilidad de los árbitros no han podido ser debidamente probados) es que le aplicó al presidente de Peñarol una nueva sanción, ahora de 45 días, para ejercer su cargo al frente de la institución.

No comments yet! You be the first to comment.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *