• Tuesday, June 6, 2023

El dolor de ya no ser: la liga uruguaya está de mitad de tabla hacia abajo en América

Cuando la noche del 26 de octubre de 1988 Hugo De León levantó la Copa Libertadores como capitán de Nacional luego de haber vencido en la final (con alargue incluido) a Newell’s Old Boys, nadie en Uruguay se imaginó que esa sería la última vez que un equipo uruguayo la ganara. Por entonces el país más pequeño del Río de la Plata y de todos los integrantes de Conmebol era potencia, pues en esa década de 1980 había dos de sus equipos habían sido los mejores del continente.

Nacional se había consagrado anteriormente en 1980, en tanto Peñarol lo había hecho en 1982 y 1987. Aunque el buen momento uruguayo duró un año más, dado que en 1989 el sorprendente Danubio alcanzó las semifinales en las que cayó ante el a la postre campeón de América (Atlético Nacional de Medellín) y el propio tricolor obtuvo la Recopa Sudamericana (la jugaban el vencedor de la Libertadores del año anterior y el de la Supercopa, torneo que disputaban todos los que alguna vez ganaron la Libertadores) al vencer en la final a Racing de Argentina, casi de inmediato el fútbol charrúa comenzó a marchitarse, hasta completar en 2022 34 años sin consagraciones a nivel de clubes.

¿Qué pasó? ¿Cuáles fueron las causas? Se puede comenzar una discusión que se transformaría en eterna, pero básicamente lo que ocurrió fue que los clubes grandes, por entonces muy endeudados, comenzaron a vender a sus futbolistas en forma masiva, al bajo precio de la necesidad y a edades cada vez menores. Los jugadores comenzaron a emigrar en grandes cantidades a mercados como el argentino, el colombiano, el paraguayo y el chileno, lo que fortaleció esas plazas y debilitó la local.

La cuestión es que desde entonces los equipos uruguayos se subieron a un tobogán que parece no tener fin. La llegada de Peñarol a la final de la Libertadores en 2011 pareció la luz al final del túnel pero rápidamente se apagó. Entonces Uruguay pasó de ser potencia a débil, al punto que hoy su liga se encuentra de mitad de tabla hacia abajo entre las 10 federaciones.

La goleada sufrida por Peñarol (4-1) en la visita a América Mineiro abrió el debate. ¿Cuál es el nivel del Campeonato Uruguayo en el continente? Eso llevó a hacer un balance de los últimos 10 años (entre 2013 y 2022) como para tomar una muestra de los puntos obtenidos por los clubes participantes en los dos torneos continentales (Libertadores y Sudamericana) de todos los disputados, lo cual arroja el porcentaje de efectividad. Esta es en definitiva la fórmula que se aplica para ordenar la fortaleza de cada liga en el mundo.

Hecho esto, la realidad golpea: Uruguay es la sexta liga dentro de la Conmebol. Brasil y Argentina, como es de suponerse, son las dos que por amplio margen dominan. Por algo son los dos países que no solo dominan los certámenes continentales últimamente, sino también los que poseen más equipos participando, aunque esto último tiene más que ver con una cuestión de mercado televisivo. Colombia, Paraguay y Ecuador se meten en el top 5 y recién entonces aparece Uruguay, que supera a Chile, Bolivia, Perú y Venezuela.

Ranking de ligas Conmebol

PosPaísPts. disputadosPts. ganadosEfectividad
1Brasil2832173561.3%
2Argentina2520147258.4%
3Colombia145870248.1%
4Paraguay135664547.6%
5Ecuador127259646.9%
6Uruguay111048543.7%
7Chile105642139.9%
8Bolivia95431432.9%
9Perú86425429.4%
10Venezuela89424927.9%

Los números no mienten. En la última década los representantes uruguayos obtuvieron menos de la mitad de las unidades que disputaron. Incluso esta racha negativa se ha prolongado a la selección uruguaya, que no tiene nada que ver con el poderío de la liga pero que no deja de reflejar el momento de un mercado futbolístico. En 2011 la Celeste ganó la Copa América, pero desde entonces (2015, 2016, 2019 y 2021) no consiguió superar los cuartos de final, aunque justo es decir que sí fue a todos los mundiales e incluso en 2018 fue la mejor selección sudamericana al quedar en el quinto lugar.

La realidad entonces es cruel: la liga uruguaya es la sexta de Sudamérica. Los tiempos de esplendor hace rato que pasaron y ahora la lucha es por salir de las sombras, algo que parece difícil de lograr cuando las luchas políticas intestinas por el poder dejan el aspecto deportivo en segundo plano. Si el modelo en los últimos 35 años no ha dado más que frustraciones, parecería lógico darle paso a uno nuevo, pero…

No comments yet! You be the first to comment.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *