Conectá con nosotros

Columnas

Por culpable de ser honesto lo echaron, acá la justicia no investiga nada

El fútbol uruguayo sigue siendo una trituradora de dirigentes, buenos y malos en su tarea, buenos y malas personas, tipos que dejaron su vida por un club. A Sebastián Bauzá lo corrieron por honesto, y a las pruebas me remito, en las últimas noticias donde se filtran conversaciones entre los Jinkins, los Burzaco, los Hawila, la escoria de la dirigencia y los empresarios sudamericanos una frase quedó resonando en los oídos del mundo.

«Le damos plata a todos los presidentes menos a uno, no la quiere por que es honesto, pero lo echaron», curiosamente ese era URUGUAYO, curiosamente lo echaron por honesto.

Se enfrentó a este Status Quo de corrupción queriendo que las cosas se hagan honestamente y obtuvo su premio, volvió a trabajar en el negocio familiar.

En los audios también se deja constancia que Figueredo al asumir como presidente la CONMEBOL reclamó su parte, «fué lo primero que hizo» dijo uno de los empresarios que repartía la plata, Figueredo procesado por delitos confesos fue presidente de la AUF desde 1997 hasta el 2006 donde se firmaron todos los contratos de televisión, entre todos sus delitos expresamente confesados acepto haber recibido dinero por sobornos de empresas de televisión.

Aquí a la justicia uruguaya jamas se le ocurrió investigar su accionar como presidente de la AUF, a nadie le llamó la atención que en sus declaraciones ante juez y fiscal al único que acusó fue a Bauzá el único honesto que, todo el mundo lo dice, nunca entró en «la rosca».

Nadie se pregunta..¿Por que Figueredo no habló de nadie y acusa al único que fue contra el sistema?, don Eugenio se burló de la justicia uruguaya en sus propias narices, obligó a un careo con Bauzá, el único honesto, quiso ensuciar al único que no estaba manchado y a nadie se le ocurre investigar que hizo cuando fue presidente de la AUF, logró que lo procesaran en su país evitando la extradición a EEUU y posterior condena, se escapó de la cárceles norteamericanas donde van a terminar todos los corruptos y obtuvo una prisión domiciliaria frente a la rambla montevideana con salidas transitorias, se burlo del sistema diciendo que necesitaba salir a trabajar para sustentarse, devolvió el 1 % de lo que obtuvo por coimas y se quedaron todos contentos, nunca habían recuperado tanto dinero en un caso de lavado de activos. Triste papel el de nuestra justicia.

Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Columnas