• Tuesday, April 23, 2024

“Picada” y goleada

Con una soberbia “picada” Darwin Núñez abrió las puertas a lo que luego sería una goleada inapelable de Liverpool en su visita al siempre imprevisible Brentford. A su vez el nuevo triunfo consolidó a los de Jurgen Klopp en el liderazgo absoluto de esta edición de la Premier League.

      Venía siendo un partido cadencioso en el que Liverpool quería pero no podía, todo matizado con alguna contra de Brentford, claro que siempre mal culminada. Es que el contragolpe rápido es la especialidad de la casa en el GTech Community Stadium, en las afueras de Londres, bien al oeste de la capital británica.

      La cuestión es que los intentos de la ilustre visita, casi siempre liderados por Diogo Jota o Luis Díaz, no terminaban de cuajar, faltaba el último pase…..hasta que llegó ese minuto 34. Virgil Van Dijk depejó el balón desde su área. El útil surcó raudo el cielo del GTech. Corriendo a mil por hora Diogo Jota lo cazó con su cabeza teledirigiéndolo maravillosamente hacia Darwin Núñez que lo acompañaba en la carrera. A continuación el uruguayo se tomó el tren bala y se encontró con que era el único pasajero, así que viajó sólo hasta enfrentarse al arquero Flekken. Entonces fue cuando se tomó un segundo para levantar su cabeza comprobando la ubicación del cuidavallas y también para resolver  que intentaría lo que venía maquinando durante su “sprint”, porque el artiguense estaba decidido a anotar uno de los goles más bonitos de su carrera. A continuación “picó” la pelota con exquisitez y precisión milimétrica, mientras todos miraban embelesados como el balón caía en cámara lenta besando con suavidad la red rival: 1-0 y comenzaba la goleada.

      Claro que después llegaron las lesiones multiplicadas por tres, primero la de Curtis Jones, luego la de Jota -“no pinta bien” dijo luego Jurgen Klopp- y por último la del propio Darwin, quien sorpresivamente no apareció en la cancha para disputar el segundo tiempo. El entrenador confesaría al término del partido que “definitivamente estamos con mucha mala suerte con las lesiones. En el caso de Darwin, él sintió algo (en realidad el alemán no especificó qué fue exactamente lo que sintió el artiguense), así que preferimos preservarlo”. El secreto de la sorpresiva exclusión de Núñez podría estar en que el técnico no habría querido arriesgarse a perder al goleador en la final de la “Carabao Cup”, que el domingo 24 su equipo dirimirá en Wembley ante el hoy recuperado Chelsea de Mauricio Pochettino.

      Ya con el neerlandés Cody Gakpo sustituyendo al de Artigas, el predominio de Liverpool  continuó en todas las líneas. Brentford fue sorpresivamente tibio, tal como no lo es habitualmente y su última línea, usualmente sólida, fue un auténtico flan. Tres pelotazos largos y llovidos desde el fondo visitante -dos desde el pie del arquero Kelleher y el antedicho impulsado por el capitán Van Dijk- no pudieron ser controlados por la zaga local y derivaron nada menos que en tres de los cuatro goles de Liverpool: la “picada” de Darwin para el primero y, ya en el complemento, la anotación de Mac Allister y luego la de Mohamed Salah, en su reestreno luego de la Copa de África y de su lesión.

      También llegó el descuento de Iván Toney, pero nada cambió. Con bajas y todo -tres cambios obligados para ser más precisos- los de Jurgen Klopp siguieron mandando en las afueras de Londres y hasta hubo tiempo para que Cody Gakpo pusiera su sello y el 4 a 1 definitivo.

BENTANCUR. Al “Lolo” Bentancur no le fue bien. Ingresando a los 71′ desde el banco, su actuación mejoró respecto a sus dos últimas apariciones pero igualmente los “Spurs” terminaron cayendo en su casa ante los siempre voraces “Wolves” (“Lobos”). El doblete de Joao Gomes, apoyado por Pedro Neto, un puntero con alas en los pies, fue más que el golazo del sueco Kulusevski. El de Nueva Helvecia intentó inyectar orden y claridad a la ofensiva de Tottenham Hotspur, pero el empate no llegó y entonces fue 2 a 1 para la visita.

LOTERÍA. Arsenal sigue triturando rivales y esta vez su víctima fue el modesto Burnley dirigido por el belga Vincent Kompany. El 5 a 0 del visitante fue lapidario y marcó que los “Gunners”, que siguen a sólo dos puntos del líder Liverpool, son el equipo de la Premier con mayor saldo de goles a favor: + 36 contra + 35 del equipo de Darwin Núñez.

“DIBU”. En el legendario “Craven Cottage” Emiliano “Dibu” Martínez, tras fallar en la previa al gol del local Fulham al salir a cortar innecesariamente, terminó poniendo su nombre, su apodo y su apellido al servicio de su club con dos tapadas magistrales que mantuvieron el 2 a 1 a favor de Aston Villa. De esa forma los conducidos por el vasco Unai Emery recuperaron, una vez más, el cuarto puesto en la tabla de la Premier, tras la caída de Tottenham Hotspur en su estadio del norte de Londres.

ELECTRIZANTE. En la que fue una lucha a brazo partido, al cabo de un choque electrizante, el Chelsea de Mauricio Pochettino, que yacía poco menos que deshauciado un par de semanas atrás, con su técnico a nada de perder su trabajo, consolidó con un más que meritorio 1 a 1 de visita ante el gran Manchester City, la recuperación insinuada antes tras sendos triunfos por 3 a 1 ante Crystal Palace y frente al encumbrado Aston Villa, en esta ocasión jugando en el marco de la FA Cup.

      Fue un partidazo el del Etihad Stadium, una puja táctica sin parangón, uno de esos encuentros que pueden terminar volcándose para cualquiera de los contendores. Los del bautizado como “Poch” mostraron una defensa de fierro y por momentos un contragolpe letal que se tradujo en el golazo de Raheem Sterling, pero también en algunas chances desperdiciadas -concretamente tres- en las que Ederson Moraes, el gran arquero brasileño, tuvo directa responsabilidad.

      Mientras tanto los de “Pep” fueron tan arrolladores como suelen serlo, pero encontraron una oposición firme como una roca, a la vez que el gran Erling Haaland se perdió tres goles que normalmente, tratándose del gigante noruego, son “clink caja” y a cobrar.

      Fue empate 1 a 1 y fue el espejo de lo visto y expuesto por ambos. Hoy el City ha quedado tercero en la tabla y si el martes 20 se impone como local a Brentford en el partido atrasado que por fin disputará, pasará a Arsenal por una unidad y quedará como único escolta de Liverpool, a un sólo punto del equipo de Darwin Núñez. En pocas palabras la Premier, más que nunca, está que arde.

Standings provided by Sofascore
No comments yet! You be the first to comment.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *