• Thursday, May 23, 2024

Los conflictos que se vienen cuando vuelva el fútbol profesional

Aunque lejana, se ve una luz en el final del túnel para solucionar la huelga, pero se avecinan más problemas

Luego de la reunión que mantuvieron los clubes este jueves el regreso del fútbol profesional uruguayo parece estar un poco más cerca. Todavía queda mucho camino por recorrer para salir a la luz que se ve al final del túnel, pero al menos se ve una salida. Sin embargo hay otros problemas que ya se avizoran para cuando la pelota comience a rodar y si bien no son obstáculos imposibles de saltear, es seguro que habrá conflictos o al menos discusiones.

La Asociación Uruguaya de Fútbol consultó a Conmebol hasta cuándo tiene tiempo para elevar la lista de sus representantes a las competencias internacionales y la respuesta fue que el plazo vence el 30 de diciembre. Por lo tanto, es imperativo que el fútbol se reinicie lo antes posible para poder culminar la temporada. Ya se sabe que habrá que jugar fechas entre semana, pero tampoco pueden ser tantas para no interferir con la Copa AUF Uruguay.

No obstante, esa no es la única limitación que tiene la dirigencia para fijar fechas, porque también debe tenerse en cuenta la licencia anual de los futbolistas que debe comenzar el 11 de diciembre de acuerdo al estatuto vigente.

PRIMER FOCO

Aquí es donde aparece un eventual foco de conflicto. Seguramente por lo apretado del calendario haya necesidad de mover esa fecha y allí se dará la discusión entre la dirigencia y los futbolistas. Habrá que ver si éstos, conscientes de que fueron los que decretaron la huelga, aceptan jugar hasta la cercanía del 20 de diciembre. Es cuestión de días, pero tampoco se quiere perder un derecho adquirido. Y ahí, si no hay acuerdo, volverán las recriminaciones sobre quién fue el responsable del actual paro: los jugadores por haberlo instaurado o los clubes por demorar en presentar las soluciones.

SEGUNDO FOCO

Eso será recién más sobre fin de año, pero hay un conflicto bastante más cercano: la integración de la selección Sub 23 para disputar los Juegos Panamericanos entre finales de octubre y comienzos de noviembre.

Ya hay varios clubes que negaron a sus futbolistas, pero otros no dudaron en cederlos. La cuestión es que ahora los que colaboraron con la Celeste se dan cuenta de que pueden llegar a la definición del Clausura (y por ende de la temporada) en desventaja. Así lo dejó entrever Ignacio Ithurralde, técnico de River Plate, en declaraciones al programa 100% Deporte (Sport 890): “Cuando me desayuné de que muchos equipos que están peleando con nosotros no cedieron a sus jugadores me sentí como un gil. Yo ni lo dudé cuando me consultaron, porque para mí que un futbolista vaya a la selección significa crecimiento, además de un orgullo para él. Así que los dejamos ir a entrenar, pero si vuelve el fútbol vamos a evaluar si los cedemos para que vayan a los Panamericanos”.

Razón tiene Ithurralde en plantear el tema, porque sería injusto que algunos equipos perdieran a sus mejores jugadores y otros los conserven y no porque no fueron convocados, sino porque no los cedieron. Y acá no hay Unión de Clubes o SAD que valgan, porque River es de la primera y mandó a sus futbolistas al Complejo Celeste y Liverpool, uno de sus socios políticos, no. Por lo tanto luego del conflicto seguramente se planteará una reunión entre las instituciones para ponerse de acuerdo cuántos jugadores cederá cada uno para evitar una inequidad.

El fútbol uruguayo nunca puede estar en paz, así que cuando se resuelva un conflicto habrá otros que atacar. Y así será siempre.

No comments yet! You be the first to comment.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *