• Monday, May 27, 2024

Otra derrota uruguaya en Copa Libertadores: Liverpool cayó 2-0 en Quito

Fotos: Rodrigo Buendía/AFP por Getty Image

El negriazul cosechó su segundo traspié en dos presentaciones, esta vez ante Independiente del Valle.

Está bien tener una filosofía de juego y tratar de no traicionarla, pero lo que no está bien es insistir en desarrollarla cuando el contexto no es el adecuado, porque en definitiva termina siendo más grave que ser fiel a un estilo. Esta reflexión es a propósito de la propuesta de Liverpool en la visita a Independiente del Valle por la segunda fecha de la Copa Libertadores. El negriazul perdió 2-0 en cierta forma por reiterar errores similares a los del debut, cuando cayó 0-3 en el Estadio Centenario ante Corinthians.

Los dirigidos por Jorge Bava ya habían hecho un primer tiempo muy bueno ante el elenco brasileño pero carecieron de contundencia ofensiva. Recibieron un gol en los descuentos del primer tiempo y terminaron goleados. Ante los ecuatorianos también tuvieron buenos primeros minutos iniciales, pero el combustible se terminó antes. Y es lógico, porque se jugó en la altura (2.600 metros) de Quito. Por eso el marcador se inauguró a los 26’ y no fue por casualidad que Junior Sornoza anotara de cabeza. También Corinthians había abierto el partido por esa vía.

Junior Sornoza.

El técnico de Liverpool insiste (y es plausible) que su equipo trate bien la pelota, que intente salir jugando desde el fondo y que presione en todo el campo, pero eso no se puede hacer en la altura. Los futbolistas del elenco uruguayo corrieron detrás del balón constantemente porque en su intento por salir con balón dominado, terminaron reventando el balón lo más lejos posible ante la ordenada presión rival en la salida, desgastando en píques estériles a los atacantes, porque nunca llegaron a controlar el balón.

Entonces Liverpool se hizo un equipo largo, porque salió a presionar alto (estrategia imperdonable en la altura), los defensa quisieron achicar espacios y cuando los rivales les filtraron pases profundos los dejaron mal parados, corriendo de atrás y permitiendo varias llegadas peligrosas que no terminaron en la red por la poca puntería ecuatoriana.

Lo positivo fue que Bava se dio cuenta de que el planteamiento estaba mal o —al menos— no estaba dando resultados. Por eso salió a jugar el segundo tiempo con línea de cinco en el fondo al darle ingreso a Ignacio Rodríguez por Gonzalo Nápoli. A esa altura se entendió que el 1-0 en contra no era tan mal resultado. ¿Consiguió Liverpool revertir el panorama adverso? No demasiado, porque los delanteros de Independiente siguieron tirando diagonales y recibiendo pases a espaldas de los defensas uruguayos, aunque tuvieron menos espacios para maniobrar.

Pero los espacios se generan con velocidad y precisión (mucho más en la altura ante un rival del llano), precisamente la fórmula con la que a los 67’ Independiente del Valle liquidó el partido. Alan Minda, en su primera intervención luego de salir desde el banco, metió un pique acalambrante y definió cruzado para poner el segundo. A esa altura Liverpool aún no había dirigido ni una pelota al arco rival, mientras que el local había rematado 19 veces (terminó con 26), 9 (10) habían ido a la meta y 2 a la red. Demasiada diferencia en el juego y no tanta en el marcador.

Luego de 180 minutos Liverpool no ha sumado puntos y, lo más preocupante quizás, es que tampoco ha convertido. No se debe perder de vista que le tocó uno de los peores grupos (lo completan Corinthians y Argentinos Juniors) y exigirle la clasificación es desmedido, pero sí hay que reclamarle más juego, aunque a decir verdad tampoco lo tiene en el torneo local. Por algo está sexto.

INDEPENDIENTE DV 2-0 LIVERPOOL

Goles: 26′ J. Sornoza y 67′ A. Minda
Estadio: Banco Guayaquil (Quito)
Árbitro: Ángel Arteaga (VEN)

Independiente del Valle: Moisés Ramírez; Mateo Carbajal, Richard Schunke, Agustín García Basso; Mathías Fernández (81′ Patrik Mercado), João Ortiz (73′ Jordy Alcívar), Cristian Pellerano, Yaimar Medina (63′ Alan Minda); Junior Sornoza (81′ Anthony Landázuri); Lautaro Díaz y Michael Hoyos (73′ Marcelo Moreno Martins). DT: Martín Anselmi.

Liverpool: Sebastián Britos; Gastón Martirena, Mateo Antoni, Gonzalo Pérez, Miguel Samudio (68′ Gervasio Olivera); Marcelo Meli, Fabricio Díaz (68′ Martín Barrios), Gonzalo Nápoli (46′ Ignacio Rodríguez); Alan Medina (46′ Leandro Otormín), Ruben Bentancourt (76′ Maicol Cabrera) y Luciano Rodríguez. DT: Jorge Bava.

Tarjetas amarillas: García Basso, L. Díaz y A. Minda (IDV). I. Rodríguez (L).

No comments yet! You be the first to comment.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *