• Tuesday, April 23, 2024

Racing 1-1 Corinthians: El corajudo cervecero se le plantó firme al Timão

Foto: Dante Fernández/AFP vía Getty Image

Espinel planteó un partido inteligente, los futbolistas se entregaron y tuvieron la fortaleza anímica de no sentir estar en desventaja

La placa que colgó la transmisión antes del inicio del partido fue lapidaria: según la votación del público continental el resultado iba a ser contundente a favor de la visita por 3-0. Razones para pensar que así sería existían, pero nunca se debe subestimar a un equipo uruguayo. Finalmente fue empate 1-1 de Racing con Corinthians en el Estadio Centenario por la primera fecha del Grupo F de la Copa Sudamericana.

Para justificar la premonición del público solo hace falta hacer una comparativa de presupuestos. El plantel de Corinthians tiene un valor de mercado de 113.8 millones de euros (según Transfermarkt), mientras que el de Racing es de 8.600 millones de euros. Sí, aunque cueste creerlo, hay 105.2 millones de diferencia entre uno y otro. El presupuesto del equipo brasileño es 12 veces superior al del uruguayo.

Y eso es lo lindo que tiene el fútbol: en la cancha son 11 contra 11 y todo se iguala. Racing le plantó cara a Corinthians al plantear un partido muy prolijo y sobre todo realista. Primero que nada porque fue consciente en todo momento de sus limitaciones. Sabía que jugarle de igual a igual al Timão era prácticamente un suicidio. Pero también sabía que solo salir a defenderse a la larga le costaría la derrota. Eduardo Espinel, técnico del cervecero, planteó entonces un partido en mitad de campo, con buena presión en ese sector del campo y tratando de ejecutar contraataques rápidos.

Lo segundo fue estar atento en las pelotas quietas. Corinthians tiene muchos jugadores altos y había que defender ese aspecto, principalmente en las pelotas quietas. Y fue exitoso también el esquema de Racing en este aspecto, porque aunque el rival hizo movimientos inteligentes en el área para tratar de desmarcar a sus hombres, también hubo mucha atención de los albiverdes para contrarrestar las cortinas.

Y tercero, los laterales controlaron las bandas. Wesley fue un dolor de cabeza en los primeros minutos por la izquierda de su ataque, pero finalmente terminó siendo absorbido por el trabajo escalonado de Erik De los Santos y Guillermo Cotugno. Fagner, el lateral derecho de mucha proyección, apenas tuvo un disparo en los 90 minutos obligando a una gran tapada de Renzo Bacchia en la primera mitad.

La distracción de Martín Ferreira le permitió cabecear sin problemas a Yuri Alberto a los 69’ para anotar (asistencia del argentino Rodrigo Garro, el mejor del partido) y hacer creer que todo el esfuerzo de los uruguayos no daría sus frutos, pero Racing no claudicó.

Espinel hizo cambios para ir por el empate y lo encontró a los 79’ con un cabezazo de José “Rulo” Varela que el el trazado de líneas del VAR invalidó (correctamente). Pero nada de bajar los brazos en el cervecero, que siguió yendo al ataque y a los 85’ finalmente llegó la igualdad con una muy buena definición de Agustín Alaniz.

Los millones de diferencia no se vieron en la cancha. Los uruguayos de La Escuelita dieron otra lección de que nada es imposible.

RACING 1-1 CORINTHIANS

Estadio: Centenario
Árbitro: Jhon Hinestroza (COL)
Goles: 69′ Yuri Alberto (C) y 85′ A. Alaniz (R)

No comments yet! You be the first to comment.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *