• Tuesday, July 16, 2024

Liverpool 2-3 Racing: Remontada increíble del cervecero que festejan otros

Foto: @LiverpoolFC1915

El negriazul recibió todos los goles en los últimos 13 minutos, el último tanto luego de haber quedado en inferioridad numérica

Lo impensado pasó. Liverpool llegó a esta fecha 11 del Torneo Clausura invicto como local, ganaba 2-0 a a los 76’ con dos golazos, dominaba y los tres puntos no parecían correr riesgo, pero los perdió 3-2 con Racing luego que le diera vuelta el marcador en los últimos 13 minutos para lograr una remontada que le significa al cervecero consolidarse en posiciones de Copa Sudamericana.

¿Lo ganó Racing o lo perdió Liverpool? Un poco de las dos cosas, porque el local se vio tan claro dominador del juego (y lo era) que bajó la intensidad, dejó crecer a Racing y el equipo dirigido por Eduardo Espinel aprovechó ese hándicap para conseguir un resultado tan impresionante como inesperado. Los cambios que hizo Eduardo Espinel también fueron clave, porque los ingresos de Agustín Vuletich y Juan Rivero le dieron una velocidad que el equipo no había tenido en todo el partido y así liquidaron el partido, generando faltas que terminaron en goles o bien tantos propiamente dicho, como el de Rivero en tiempo de adición.

Pero vayamos por partes. Racing tiene su mérito por no haberse dado por vencido, por seguir yendo al frente, porque su técnico reaccionó con variantes de nombres y táctica y un planteo desde el inicio que enredó a Liverpool, aunque también hay que decir todo: fue ampliamente favorecido por el arbitraje, pues debió quedar con 9 hombres en el primer tiempo.

Me resisto a responsabilizar a los árbitros de los trámites de los partidos o los resultados finales, pero en este caso la actuación de José Burgos tuvo una incidencia notoria con sus decisiones técnicas y disciplinarias. Vayamos a dos jugadas puntuales que perjudicaron a Liverpool:

  • Minuto 35. Falta al borde del área de Gastón Bueno sobre Luciano Rodríguez que era tiro libre peligroso para el local y amarilla para el zaguero, que ya estaba amonestado. El árbitro no tomó acción alguna y dejó seguir.
  • Minuto 37. Emiliano Méndez cometió una falta, retuvo la pelota y cuando Marcelo Meli se la  fue a sacar (en buenos términos) luego de la sanción, el volante lo golpeó en la cara y lo tumbó. Era roja, pero Burgos solo lo amonestó.

Es decir: los últimos 8 minutos del primer tiempo y todo el segundo Racing debió haber jugado con dos menos, pero el que se quedó con 10 fue el negriazul luego del 2-2 por la roja (bien mostrada) a Juan Izquierdo, quien tenía amarilla, cometió una falta y en forma inexplicable le dio un golpe de puño al rival que estaba caído. Insólito y, por qué no, irresponsable, pues su ausencia en la defensa ambientó el gol de la derrota.

Racing ganó, favorecido por el arbitraje y también por la actitud irresponsable de los futbolistas de Liverpool en el final; se olvida del descenso, apunta a clasificar a Copa Sudamericana y de paso provocó entusiasmo en otros, como Peñarol, pues le impidió a Liverpool escaparse en el Clausura, tomar la punta de la Anual y ambientó que el aurinegro, si no pierde con Danubio, se escape un poco más en la acumulda. Todo eso provocó el cervecero en solo 13 minutos.

LIVERPOOL 2-3 RACING

Goles: 40′ G. Nápoli (L), 62′ L. Rodríguez (L), 77′ M. Antoni en contra (R), 80′ Verón Lupi (R) y 90′ J. Rivero (R)
Estadio: Belvedere
Hora: 10.00
TV: VTV Plus y Star+
Árbitro: José Burgos
Asistentes: Héctor Bergalo y Carlos Morales
Cuarto árbitro: Anahí Fernández
VAR: Jonathan Fuentes y Agustín Berisso

Clasificación ofrecida por Sofascore
Clasificación ofrecida por Sofascore
No comments yet! You be the first to comment.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *