• Sunday, December 3, 2023

Huelga de futbolistas: ¿Quién sale fortalecido de este conflicto?

La Mutual no logró la aprobación del estatuto ni la Unión de Clubes la creación de la Liga, pero siempre hay un vencedor

El 7 de setiembre la Mutual Uruguaya de Futbolistas concretó la amenaza que había lanzado la semana anterior: fue a la huelga porque la noche anterior el Consejo de Liga Profesional no aprobó los cambios reclamados en el Estatuto del Jugador. Los clubes adujeron que no se aprobó porque no se respetaron los plazos (el acuerdo les habría llegado poco más de tres horas antes de la reunión) ni las formas (no se puso en el Orden del Día que debía votarse) y así se desencadenó un conflicto que está a punto de levantarse, pero ¿quién sale ganador del mismo?

Desde el primer momento se planteó un escenario hostil, en el que incluso hubo cruces de insultos entre dirigentes, pero estuvo claro en todo momento que las instituciones aglutinadas bajo el paraguas de la Unión de Clubes (Peñarol, Cerro, Cerro Largo, Danubio, Defensor Sporting, Fénix, Liverpool, River Plate y Wanderers por nombrar a los de Primera División) transformaron un conflicto gremial en uno político. Mientras los futbolistas intentaban mejorar los flacos salarios mínimos de los futbolistas de Segunda División (pasarlos de algo más de 22.000 pesos líquidos a 29.000), las instituciones aprovechron para poner sobre la mesa su deseo de que la AUF reconozca e impongan la Liga Profesional de Fútbol.

“Sin Liga no hay fútbol” fue un poco la consigna. Se condicionó el acuerdo a que la Mutual aceptara por un lado varias enmiendas a un Estatuto ya acordado y además cambiar los ya existentes, como hacerles resignar a los jugadores la mitad del 20% que les corresponde por las transferencias, rebajas salariales para los juveniles, cláusulas de paz, etc, todos artículos inviables y que tenían como único objetivo que el fútbol siguiera detenido.

Al final la solución parece que la aportó (debe ser refrendada por la Mutual en una asamblea que levantaría la huelga) el Consejo Ejecutivo de la AUF al ofrecer hacerse cargo de la diferencia de los salarios mínimos hasta 2025, año en que termina el actual contrato de televisión.

El conflicto, entonces, parece estar por finalizar y el jueves 5 de octubre volvería el fútbol. Ahora, ¿quién salió más fortalecido? ¿Hubo un ganador? A ojos vista lo primero que aparece es que los jugadores lograron una de sus principales reivindicaciones, pero en realidad no consiguieron demasiado, pues en primer lugar el gran objetivo era que se votara un nuevo estatuto y no ocurrió. La mejora del mínimo salarial ya venía siendo cubierta por la AUF en forma soslayada, por lo cual en definitiva lo que sí se consiguió por parte del gremio fue que se haga oficial.

Por su lado los clubes tampoco consiguieron la aprobación de la Liga Profesional. De hecho parecen haber dado un paso atrás porque surgieron a la luz acusaciones, reproches y posiciones radicalizadas que rompieron los endebles puentes que se habían tendido durante más de dos años de conversaciones. Como principio para aceptar la Liga Profesional la AUF exige que todos los clubes estén de acuerdo y en estos momentos están lejos de ello, para colmo con Peñarol de un lado y Nacional del otro. Ya con que los dos grandes estén en posiciones antagónicas es inviable la creación de la Liga.

Entonces, ni la Mutual ni los clubes consiguieron sus objetivos, lo que significa que hubo casi un mes de huelga inútil. Pero sí hubo un vencedor: Ignacio Alonso, presidente de la AUF. Los clubes exigieron que no intercediera y se hizo a un lado. Vio desde el atalaya cómo fueron incapaces de resolver el conflicto y cuando vio que todo estaba roto bajó, adujo que debía defender los intereses de la AUF como organizador de los torneos y propuso una solución que tampoco fue mágica, sino que estuvo desde la mesa desde el inicio, cuando sí participó de las negociaciones.

Los clubes que se oponen al mandato de Alonso quisieron aislarlo, pero terminaron haciéndolo más importante todavía. Así que ni la Mutual ni la Unión de Clubes; el que salió fortalecido del conflicto fue Ignacio Alonso.

No comments yet! You be the first to comment.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *