Conectá con nosotros

Boxeo

Amílcar Vidal llega a las grandes veladas por títulos mundiales en EE.UU.

El invicto Amílcar Vidal tiene fecha – ahora confirmada- para lo que será no sólo su tercera pelea en Estados Unidos, sino también su acceso a la participación en las grandes carteleras de las veladas que tienen lugar en dicho país con motivo de la disputa de títulos mundiales, algo que a lo largo de la historia ha sido muy difícil de lograr para los boxeadores uruguayos.

Según lo ratificó “Sampson Boxing”, la empresa del promotor compatriota Sampson Lewkowicz que maneja la trayectoria del púgil que suma 12 triunfos al hilo, 11 de los cuales fueron por KO como consecuencia de la llamativa potencia, velocidad y precisión de sus manos, Vidal combatirá el 17 de julio en el programa donde la pelea estelar en la que estarán en juego cuatro títulos mundiales de peso superwelter será protagonizada por el estadounidense Jermell Charlo y el invicto argentino Brian Castaño.

Debido a las dificultades logísticas derivadas de la pandemia, aún se desconoce cuál será la ciudad estadounidense en la que se llevará a cabo la velada, aunque por ahora Nueva York aparece como la sede más probable.

El rival de Vidal será Imannuwel Aleem, neoyorquino de 27 años que figura 6° en el ranking estadounidense de peso mediano y ostenta un récord de 18 victorias, dos derrotas y otros tantos empates, con el detalle no menor de que 12 de sus triunfos se registraron por la vía rápida, lo que indica que el poder de sus golpes es al menos respetable.

Vidal y Aleem se iban a enfrentar inicialmente en el 19 de junio en Houston, Texas, como parte de la velada en la cual el invicto Jermall Charlo –hermano de Jermell- va a defender el título mundial de peso mediano del Consejo Mundial de Boxeo ante el mexicano Juan Macías Montiel, pero la pelea fue aplazada por motivos vinculados a la pandemia y ahora fue reprogramada para celebrarse el 17 de julio dentro de la grilla de “aperitivos” que tendrá la confrontación del otro Charlo y Castaño.

Es por eso, precisamente, que Amílcar Vidal partirá el domingo 6 de junio desde el aeropuerto de Carrasco junto a Richard Vidal, su técnico y hermano, y también acompañado por su “sparring” Mateo Cetraro, para cumplir con un período de preparación de casi seis semanas que realizará en el gimnasio que dirige el entrenador colombiano Germán Caicedo en Miami.

Vidal ya hizo dos peleas en Estados Unidos: el 15 de noviembre de 2019, en Sloan, pequeña ciudad del estado de Iowa, le ganó al invicto texano Zach Prieto por KOT a los 2’59” del primer round, y el 14 de noviembre de 2020, esta vez en Los Ángeles, venció al también imbatido texano Edward Jeremie Ortiz por KO a 1’58” del segundo asalto; pero en ambos casos se trató de veladas sin la visibilidad y repercusión mundial que tendrá esta donde el “plato fuerte” será el esperado choque entre Jermell Charlo y Brian Castaño.

En ese aspecto vale decir que han sido pocos los boxeadores uruguayos –incluidos aquellos que sostuvieron peleas por títulos mundiales- que a lo largo de la historia han tenido este tipo de grandes oportunidades para difundir y promocionar su imagen.

Alfredo Evangelista, por ejemplo, perdió por KO a los 40” del 2° round el 12 de junio de 1981 ante el estadounidense Greg Page -que sería campeón del mundo cuatro años más tarde- en la velada organizada por Don King en donde el entonces invicto Larry Holmes retuvo el título mundial de peso pesado al vencer a Leon Spinks al ganarle por KOT a los 2’34” del tercer asalto; y el 23 de setiembre de 1983, el propio Evangelista derrotó por puntos en decisión dividida al estadounidense Renaldo Snipes, en una pelea que fue parte de la velada organizada también por el famoso y polémico promotor de los pelos de punta, y que tuvo lugar en Richfield, Ohio, la misma noche que el sudafricano Gerrie Coetzee conquistó el título mundial de peso pesado de la Asociación Mundial de Boxeo al ganarle al estadounidense Michael Dokes por KO a los 2’ 08” del 10° round.

Mucho más acá en el tiempo, el 1° de diciembre de 2018, Christian Namús fue protagonista de una situación similar en Quebec, Canadá, cuando perdió por puntos en fallo unánime con la invicta canadiense Marie Eve Dicaire, en la misma velada que el invicto ucraniano Oleksandr Gvozdyk obtuvo el título mundial de peso pesado al vencer en forma espectacular y dramática al haitiano Adonis Stevenson por KO a los 2’49” del 11° round cuando este último –que terminó hospitalizado y luego de correr serio riesgo de perder la vida se retiró del boxeo por el duro castigo recibido en el desenlace del combate- iba al frente en las tarjetas de los tres jurados.

 

 

 

Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Boxeo