Conectá con nosotros

El ojo de Londres

Leicester golpea la puerta

Fueron dos goles, pudieron ser más para los dos lados. Fue el partido ideal porque Leicester City y el asombroso Southampton crearon, elaboraron fútbol, pero al mismo tiempo se preocuparon de defender con criterio impidiendo el cambio de gol por gol.

En cambio el volumen de fútbol estuvo siempre a un nivel muy alto y así también surgieron algunas chances claras que, en su mayoría, fueron conjuradas por ambos arqueros, quienes desplegaron al aire la bandera de la salvación para sus respectivas vallas.

El local lo resolvió a su favor porque cuando habló lo hizo con el argumento básico del fútbol: el gol. Porque, además, no sólo de Vardy viven los de Brendan Rodgers, quienes dejaron bien claro que cuando necesitan más artillería, también pueden aparecer el talentoso James Maddison y la otra pieza del cañón, el mediocampista con alma de goleador, Harvey Barnes, que en esta temporada parece decidido a todo.

Leicester City fue efectivo, fue letal y entonces ganó: 2 a 0.

Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en El ojo de Londres