Conectá con nosotros

Copa Libertadores

A un paso de la épica: River mereció pasar, le faltó un gol y cayó de pie

El Millonario jugó un partido más que calificado y fue superior en todos los aspectos a Palmeiras. Lo ganó 2 a 0 con goles de Rojas y Borré. Hubo un gol invalidado a Montiel y un penal que finalmente no se convalidó a Suárez. A pesar de todo, no le alcanzó y Palmeiras jugará la final del segmento internacional.

El elenco millonario jugó un partido mucho más que a la altura de las circunstancias y mereció el tercer gol para poder igualar la serie. Fue absoluto protagonista y dominó todas las facetas de juego, incluso con la adversidad de una expulsión y la molestia presencia del videoarbitraje, que si bien actuó bien, demoró demasiado el partido.

Los centrales del Muñeco mostraron mucha personalidad en el partido y hubo una acción donde Paulo Díaz pegó un zapatazo que atajó Weverton. Y producto de un córner, apareció por los aires Rojas para poner el 1 a 0.

Los de Gallardo siguieron con la dinámica de empuje, presión y velocidad por los costados. Y en otra acción de juego por el sector derecho, De la Cruz soltó un centro y apareció el goleador Borré, que estampó el 2 a 0 parcial.

Y a poco de iniciar el segundo tiempo, aparecía una jugada colectiva de River del centro a la izquierda, y en un centro cruzado al segundo palo apareció Montiel para marcar el tercero. Sin embargo, el VAR notó un offside previo de Borré cuando rebotó entre los centrales para devolver una pelota. Y tras su revisión, finalmente lo invalidaron.

El desarrollo del partido fue muy extraño y con un muy flojo arbitraje de Ostojich. A los 72 minutos expulsó a Rojas por doble amarilla, pese a que la segunda que sacó no fue del todo clara. Y lo peor vino después. En una acción de juego, Suárez se tiró en el área y se cobró penal para River. Y cuando Montiel estaba en el área para ejecutarlo, el árbitro decidió volver atrás y acudió al VAR para ver la jugada. Y posteriormente, decidió anular lo que ya había cobrado.

A pesar de esto, el ‘Millo’ siguió buscando y apostó hasta el final con desbordes por los costados y centros dificultosos al área. A pesar de eso, no encontró el tan ansiado tercer gol para poder estirar la serie.

Palmeiras jugó un partido muy flojo y no mostró estar a la altura de las circunstancias. Incluso se podría decir que mereció quedar eliminado de la serie. Sin embargo, capitalizó los tres goles en Avellaneda y logró resistir los embates de su rival. Esperará por si jugará contra Boca o Santos la final internacional. River quedó eliminado, pero se va con la frente en alta.

Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Copa Libertadores