Conectá con nosotros

Futbol femenino

“La celeste” femenina está 69° en el ranking FIFA; no es regalo de Papá Noel

Se nos viene, fin de año…/

Festejamos, Navidad…/

Eso dice la letra de “Los olímpicos”, la muy conocida canción de Jaime Roos, en referencia a una época que habitualmente es propicia para hacer balances, no sólo empresariales e institucionales, sino también personales, de contenido humano.

En ese contexto, entonces, el fútbol uruguayo femenino tiene a fines de 2020 un motivo para celebrar, porque su balance en este caso arroja un saldo muy positivo: la selección celeste ocupa el puesto N° 69 en el ranking de la FIFA, después de no haber pasado del 70° en los últimos seis años.

La ubicación actual, además, no es un mero producto de las circunstancias, ni tampoco sólo la consecuencia exclusiva de los resultados que, obviamente, las celestes lograron adentro de la cancha.

En setiembre de 2015, impulsada por la premisa de hacer florecer el fútbol femenino en nuestro país, como además lo venía exigiendo la propia FIFA en todo el mundo desde hacía varios años, la AUF designó a Ariel Longo como técnico de las selecciones mayor, Sub 20 y Sub 17, replicando lo que había sido la matriz desarrollada en juveniles, con Víctor Púa a la cabeza, en la segunda parte de la última década del siglo pasado.

“Víctor primero fue el técnico de la Sub 15, la Sub 17 y la Sub 20, e incluso de una Sub 23, y después que el proceso se fue afirmando, él quedó con la Sub 20 y se fueron nombrando entrenadores para cada una de las otras categorías por separado”, recordó Longo, haciendo notar que en el fútbol femenino este año la AUF ha nombrado a Daniel Pérez para conducir la selección Sub 17, mientras él continúa al frente de las dos restantes, en lo que representa una especie de intento por repetir aquel formato de juveniles que diera tan buenos resultados.

El también actual presidente de la Asociación Uruguaya de Entrenadores de Fútbol (AUDEF) tuvo presente, ante esta figuración celeste en el 69° puesto del ranking de la FIFA, que “cuando yo asumí en setiembre de 2015, Uruguay estaba afuera de esa clasificación, ni siquiera entraba entre los 165 países que estaban incluidos, por lo que ahora, en realidad, el ascenso registrado en estos cinco años es de prácticamente 100 lugares, con al agregado de que si bien en 2008 Uruguay estuvo en el 55° puesto, fue entre un total de 110 selecciones, mientras que hoy está 69° entre 300, porque el fútbol femenino se ha desarrollado muchísimo en todas partes”.

“Al asumir, prometí y auguré que, con trabajo, pensábamos que íbamos a estar entre los 50 primeros, y me parece que esta es una señal de que hacía ahí vamos”, dijo el técnico de la Sub 20 celeste, que tuvo una actuación protagónica y relevante en la primera fase del Sudamericano que se disputó en San Juan, Argentina, donde clasificó junto a Brasil, Venezuela y Colombia para jugar la ronda final que quedó en suspenso desde antes del comienzo de la misma por el brote de COVID-19 surgido a mediados de marzo pasado.

A los efectos de la elaboración del ranking que arma mensualmente el organismo rector del fútbol mundial, cuentan sólo los resultados registrados a nivel de selecciones mayores en las competencias oficiales internacionales, los partidos jugados en fechas FIFA y también los amistosos considerados puntuables, por lo cual Longo explicó a “La Oral Deportiva” que Uruguay empezó a puntuar y escalar posiciones “a medida que pudimos ir teniendo una actividad más continuada”.

En ese aspecto, incluso, Uruguay tiene un aspecto que no le juega a favor y es que, por los plazos lógicos que debió cumplir el afianzamiento y desarrollo paulatino del trabajo de las selecciones femeninas desde que Longo asumió el cargo, “la estrella del proceso, por decirlo de alguna manera, es la Sub 20, ya que esta generación ha podido jugar un mundial, cuatro sudamericanos (dos Sub 17 y dos Sub 20) y una Liga Sudamericana, porque en esta categoría los sudamericanos se disputan cada dos años, mientras que a nivel de mayores recién ahora se acordó que van a ser cada dos, pues sólo se jugaban cada cuatro”.

“La Sub 20 es la que va a abastecer a la mayor, que para eso de escalar posiciones en el ranking  es muy importante que va a poder competir en los sudamericanos cada dos años”, reflexionó Longo, quien también recordó que hace cinco, cuando asumió, “hice la gran Raúl Bentancor”, refiriéndose a un proceso de reclutamiento de valores a lo largo y ancho de todo el país que hizo el exitoso y reconocido técnico de las selecciones juveniles de Uruguay al comienzo de un fructífero ciclo que se extendió desde 1976 a 1981 y del cual surgieron figuras como Hugo De León, Daniel Felipe Revelez, Ruben Paz, Venancio Ramos, Mario Saralegui, Ariel Krasouski y Arsenio Luzardo: “En noviembre de 2015 recorrí el Uruguay de punta a punta para traer chicas del interior, de donde hoy proviene el 60% de las jugadoras que integran las selecciones de la tres categorías”.

En todo lo que vino después, tuvo también incidencia fundamental, según indicó Longo, “el fuerte de apoyo de la AUF para traer desde el extranjero a muchas jugadoras de la selección que empezaron en Sub 17 conmigo y después, al ir creciendo no sólo en edad, sino también futbolísticamente, llegaron a la Sub 20, se destacaron y, como consecuencia de eso, las contrataron en el exterior y emigraron”.

Así, entonces, la selección mayor entró a puntuar para el ranking FIFA, obteniendo incluso resultados históricos y de resonancia, como cuando venció de visitante a Argentina –que hoy figura en el 31° lugar de la clasificación de FIFA- en un partido que se jugó durante 2018 en Buenos Aires.

Así, pues, va “la Celeste” de todos, pero en este caso “la de ellas”, a paso firme rumbo a la frontera de aquel 50° puesto al que hace cinco años Ariel Longo prometió llegar con su trabajo. Por eso, entonces, es que:

Se nos viene, fin de año…/

Festejamos, Navidad…./

Es tiempo de reflexiones y balances; y el del fútbol uruguayo femenino es altamente positivo: la selección está en el 69° puesto del ranking FIFA entre un total de 300 países. Todo a fuerza de trabajo, sin que Papá Noel le haya regalado nada.

Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Futbol femenino