Conectá con nosotros

FÚTBOL

Las redes (in)sociales

Se equivocó Saralegui. Y esta vez le costó caro.

Las ventajas, casi infinitas, que nos brindan hoy las redes sociales terminaron provocando un efecto boomerang en el ahora ex entrenador negriazul, demostrando que, cuando son mal utilizadas, estas pueden transformarse en lo contrario a lo buscado.

El error de Saralegui es grave por donde se lo analice. Además de perder su trabajo (a pesar de que pudiera estar en la cuerda floja debido a los muy malos resultados obtenidos hasta el momento), incurrió en dos faltas importantes.

Primero generó, en el “mundo redes”, un ambiente violento con fuertes respuestas, opiniones, dimes y diretes desde todos los frentes posibles.

Pero también, y quizás lo más importante para Liverpool, fue la falta de respeto hacia la institución que estaba dirigiendo. La directiva, su plantel y los hinchas negriazules, notaron que la identificación de Saralegui con su equipo no existía, pues su pasión por Peñarol lo cegó.

Más allá de buenas, malas o “pícaras” intenciones, Mario Saralegui provocó, con su irónico tuit, lo que nunca debía haber provocado y además escribió la primera página del libro negro de los técnicos echados por esa vía.

“Liverpool FC comunica que, a través de su presidente, fue cesado el entrenador Mario Saralegui”, escribió el club en la misma red social que horas antes el director técnico había escrito lo que serían sus 140 caracteres de despedida. “¿Qué se pensaron, que iba a renunciar para no jugar contra ustedes? El domingo somos la mitad más uno hinchando por Liverpool, va bala”, fue el polémico mensaje del ex jugador y DT.

El tiro le salió por la culata y la bala impactó contra su propia ironía. Saralegui se equivocó demostrando que transformar las redes sociales en insociales es muy sencillo, porque el límite es muy delgado.

Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en FÚTBOL