Conectá con nosotros

El ojo de Londres

Respeto

El Chelsea de Frank Lampard y el Tottenham de José Mourinho representaron el papel de dos boxeadores que se estudian y se miden desde el principio hasta el final de la pelea, casi sin tocarse, respetándose al punto de llegar al final del combate sin una sóla marca ocasionada por los puños del rival.

Ambos entrenadores se saludan correctamente pero mantienen una fría distancia entre sí, pese a haber compartido glorias imborrables en el pasado del club de Stamford Bridge. Tuvieron algunas palabras en el último cruce, se gritaron algunas cosas nada bonitas, ningún piropo por cierto, así que hoy por hoy la relación es de un respeto extremo, frío y sobre todo, distante.

Esa situación pareció trasladarse increíblemente a los futbolistas de ambos equipos y fue así que el 0 a 0 final fue el reflejo fiel, exacto, milimétrico, de ese respeto. El empate de Liverpool ayudó mucho por cierto a la especulación de «Mou», quien es un auténtico rey en el tema. Y Frank no se animó demasiado a aprovechar la situación para entronar a su Chelsea como líder de las posiciones, así que todo quedó igual al tope de la tabla, habida cuenta que increíblemente y por añadidura Leicester City, que con un simple triunfo como local ante un pobre equipo como Fulham pudo haber retomado el liderazgo, aunque fuere compartido, decidió continuar a la baja como el fin de semana anterior, y cayó increíblemente -fue 2 a 1 como local- dejando la tabla incambiada.

Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en El ojo de Londres

  • Adiós invicto

    Fueron 68 partidos sin perder en su reducto de Anfield, casi inexpugnable. La última...

  • Leicester encendido

    Tras un comienzo arrollador de Leicester City, pautado por el gol de apetura de...

  • Volvió el lobo feroz

    El «Etihad Stadium» le regaló su marco a una de las muestras de arte...

  • El líder a gatas

    El despertador se trancó y no sonó hasta los 5 minutos de comenzado el...