Conectá con nosotros

Fútbol Internacional

Inamovible

El Liverpool de Jurgen Klopp destronó al hasta ahora líder Leicester City y lo mandó, con tres certeras estocadas, al quinto lugar de la tabla de posiciones. La estructura edilicia edificada por el alemán es inamovible. Los sólidos cimientos y las rectas paredes parecen reirse de las ausencias calificadas. El pilar defensivo, el caudillo nerlandés Virgil Van Dijk, marginado por toda la temporada con rotura de ligamentos, el lateral-volante por derecha, Trent Alexander-Arnold, el mejor de Inglaterra en su puesto, el egipcio Mohamed Salah, goleador empedernido, hoy con Covid19, fueron faltas que no contaron en la lista de Klopp a la hora de cercenar el liderazgo del meritorio Leicester City.

Una vez más apareció, en cambio, el portugués Diogo Jota, reciente adquisición del ejército de Anfield Road. Otra anotación del ex Wolves, más un temprano gol en contra del  veterano zaguero Jonny Evans y un «cocazo» letal del brasileño Firmino, redujeron a la visita a la nada. Leicester apareció siempre temeroso, temblequeante, desdibujado por completo, casi esfumándose en la noche de Anfield. Nunca amenazó al anfitrión siquiera y el final lo sorprendió sin haber podido mover ni una sóla pieza en el tablero. El hasta entonces líder fue un «Don Nadie». No se atrevió, no contó, no sumó. Al final fue 3 a 0 pero el marcador pudo ser mucho más cruel para la visita.

Y claro, Liverpool ya está trepado allá arriba, en la cima de la tabla, donde los Spurs de «Mou» sólo lo superan por diferencia de goles, habida cuenta de aquel memorable y a todas luces increíble e insólito 7 a 2 de Aston Villa sobre el actual monarca que hoy, a la vista de actuaciones y resultados, parece tan lejano y tan remoto.

Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Fútbol Internacional