Conectá con nosotros

Inglaterra

Cavani al timón

Sin ganas pero sufriendo al fin, sudando pero sin transpirar, arrastrándose una vez más por el verde: así ganó Manchester United, o lo que queda de él al peor equipo de la Premier, el West Bromwich Albion, y así gana últimanente, cuando le toca claro está, porque cuando esta oncena debe vérselas con los muchos tiburones que nadan en esta Liga, es fácil presa para sus fauces, un pecesito que no causa dificultad alguna.

«Vean los movimientos de Martial (Antony, el centrodelantero) y compárenlos con los de Cavani. Parece que el veterano es el francés y el joven es el uruguayo. Y les digo más, si ahora Cavani convierte un gol será el hombre del partido, aún habiendo jugado sólo media hora». Claro, el gol no llegó pero el comentario del panelista de la TV inglesa exime de demasiados agregados, porque en la actitud de Martial, se reflejan el propio Marcus Rashford, el mundialista Paul Pogba, el capitán Harry Maguire, la estrella en ciernes, Mason Greenwood y cada uno de los que alternan en el equipo que dirige el noruego Ole Solksjaer, con la excepción, al menos la mayoría de las veces, del arquero español David De Gea, encargado de sacar tantísimas veces las castañas del fuego en nombre de sus compañeros, tan venidos a menos.

La del United de hoy es la historia de nunca acabar, la de una transición que no termina jamás. Fue por 26 años el equipo de Sir Alex (Ferguson), así que, con el escocés partido tras partido, sin faltar ni uno sólo, con pandemia o sin ella, sentado en las tribunas de Old Trafford, hoy Manchester United es el equipo de nadie, una nave errante con el timón sin gobierno. Solksjaer pretende que Edison Cavani sea, al menos dentro de la cancha, además de goleador, el guía, el referente para los más jóvenes y para los no tan jóvenes, pero lo cierto es que si las cosas no cambian y la actitud sigue sin florecer en el césped del «Teatro de los Sueños», la tarea del salteño será difícil por demás, en aras de utilizar un concepto liviano.

Ese lloriqueante 1 a 0 al West Bromwich Albion, hoy por hoy peleando para no ser el más pobre entre los pobres, es solamente una muestra, generosa por cierto, de lo espinoso que será el camino en esta Premier para el club más laureado de estas tierras, si es que alguien, Cavani o quien sea, no toma el timón con mano firme y experta para marcar por fin el rumbo adecuado.

Nota del Redactor: El cambio de actitud mostrado por Manchester United tres días después, durante el 4 a 1 que le asestó al Istanbul de Turquía, no deja de ser auspicioso pese a la modestia innegable del rival de turno. El tema está en que los «Red Devils» se mantengan en esa senda de cara a los próximos compromisos de Premier. Esa es, por cierto, la gran incógnita planteada.

Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Inglaterra