Conectá con nosotros

FÚTBOL

El gobierno comparte estudios técnicos de la AUF para la vuelta al fútbol y a los entrenamientos

Según lo hablado por Luis Lacalle Pou con Ignacio Alonso, no habrá competencia hasta agosto, ni adiestramientos grupales antes de julio.

La actividad oficial del fútbol uruguayo de entrecasa no se reanudará por lo menos hasta agosto y otro tanto ocurrirá con los entrenamientos de los planteles hasta julio, aunque esto último se lleve a cabo en varios grupos de jugadores por equipo y de acuerdo a un protocolo de medidas sanitarias que la AUF elaborará en forma conjunta, a través de teleconferencias, con la Mutual de Futbolistas Profesionales y médicos especialistas en el manejo de temas específicos como el del coronavirus.

Hasta ahora esa era, acaso, la conclusión más o menos habitual de versiones periodísticas y/o especulaciones acerca de la evolución de los acontecimientos en el curso de las ahora, pero a partir de la reunión que este martes 21 mantuvo el presidente de la AUF, Ignacio Alonso, con el Presidente de la República, Luis Lacalle Pou, “La Oral Deportiva” puede sostener que es la proyección oficial, o el pensamiento del gobierno acerca de qué es lo más prudente y aconsejable para afrontar los efectos de la pandemia: los futbolistas no deben volver a entrenar en la órbita de sus clubes hasta julio y la actividad competitiva no debe reanudarse antes de agosto.

Al menos, según datos a los que accedió este portal, esa es la sensación con la cual Alonso se retiró de la Torre Ejecutiva tras hablar con el mandatario, y que horas después transmitió a los demás integrantes del Comité Ejecutivo de la AUF, en uno de los contactos virtuales que estos últimos mantienen a diario, no sólo entre ellos sino también con autoridades de la Conmebol y representantes de los denominados grupos de interés que son parte de nuestro fútbol.

Esa es, en suma, la línea que el gobierno bajó a la AUF en el marco de un mensaje -más que mandato- que dejó el Presidente de la República, y cuyo espíritu es compartido totalmente por los máximos dirigentes del organismo rector del fútbol uruguayo, al extremo de que Gastón Tealdi, por ejemplo, recordó a “La Oral Deportiva” que “la Organización Mundial de la Salud, nada menos, está emitiendo una fuerte recomendación para que la actividad deportiva no se retome hasta 2021”.

Sin llegar a tal extremo, el citado integrante del Comité Ejecutivo de la AUF hizo notar a este portal que ese espíritu de precaución fue el que animó a los neutrales a responder en forma negativa cuando, en una teleconferencia mantenida la semana pasada, los dirigentes de la Mutual Uruguaya de Futbolistas Profesionales plantearon una solicitud en el sentido de que se autorizara la vuelta de los planteles al entrenamiento en sus clubes para comienzos de mayo: “Nos hablaron del formato que se sigue hoy en Alemania y Portugal, que es bueno, pero para esos países; nosotros consideramos que acá tenemos otra realidad socioeconómica”.

Puntualmente, el dirigente reflexionó que “en Uruguay el coronavirus aún no entró, si es que llega a hacerlo, en zonas más carenciadas y populosas, y en nuestro fútbol tenemos muchachos que viven en ese tipo de lugares; si se contagiara uno solo, nada más, al volver a su barrio el efecto podría ser desastroso”.

En ese aspecto Tealdi precisó que “la AUF no tiene potestad para obligar a los jugadores a que no entrenen con sus clubes si éstos quieren hacerlo, pero sí deja establecido que no da su aval oficial para trabajar así, en esas condiciones, al menos por ahora, hasta que elaboremos un protocolo; de modo que si quieren entrenar, aunque sea divididos en grupos, la AUF no se hace responsable por eventuales consecuencias futuras, todo es bajo la responsabilidad de los clubes, y en este caso de sus médicos, como es lógico”.

Ante eventuales contagios, señaló el integrante del Consejo Ejecutivo de la AUF, que además es abogado, “hay responsabilidad civil y penal”, de todo lo cual se extrae que las máximas autoridades del fútbol uruguayo comparten -más que acatar a rajatabla- la línea que bajó el gobierno a través de la conversación que Luis Lacalle Pou mantuvo este martes en la Torre Ejecutiva con Ignacio Alonso.

De manera que, para “La oral Deportiva” dejó de ser el fruto de las versiones periodísticas o las especulaciones: la actividad oficial del fútbol uruguayo no se reanudará al menos hasta agosto, y lo planteles no volverán a entrenar en la órbita de los clubes, como mínimo hasta julio; todo lo cual ocurrirá, además, bajo ciertas condiciones y siguiendo un protocolo sanitario que la AUF, la Mutual de Futbolistas Profesionales y médicos especialistas elaborarán en las próximas horas, con el agregado de que, tal cual lo estableció el lunes pasado Sebastián Bauzá, director de la Secretaría Nacional del Deporte, al enfatizar que “la última palabra siempre la va a tener el Ministerio de Salud Pública”.

Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en FÚTBOL