Conectá con nosotros

Copa Libertadores

River, la Libertadores y los uruguayos: una relación inquebrantable

En todas las coronaciones continentales del elenco millonario, los uruguayos cumplieron un papel destacado.

La entidad bonaerense atraviesa un momento de esplendor en el plano internacional. Desde la llegada de Marcelo Gallardo al mando técnico en 2014, River Plate se transformó en una potencia futbolística de América Latina no solo por los títulos ganados, también por el despliegue realizado en el campo de juego.

Varios jugadores uruguayos fueron protagonistas en las cuatro conquistas sudamericanas del millonario, futbolistas que hasta el día de hoy son recordados con aprecio gracias a sus rendimientos destacados con la camiseta del millonario.

Gutiérrez, Alzamendi y la primera corona riverplatense

El año 1986 fue especial para fútbol argentino. La magia de Diego Maradona llevó al seleccionado argentino a lo más alto del planeta en el Mundial de México y, meses más tarde, la vecina orilla recibió una nueva Copa Libertadores. River Plate se encargó de llevarla al Monumental con dos uruguayos en sus filas.

Nelson Gutiérrez formó parte de ese plantel ganador. El defensor llegó en 1985 procedente del Atlético Nacional colombiano; sin embargo, su palmarés hasta ese momento fue integrado por títulos ganados con equipos uruguayos: Copa Libertadores e Intercontinental de 1982 con Peñarol, y Copa América de 1983 junto al seleccionado celeste.

La otra pieza uruguaya se desempeñaba en ofensiva. Antonio Alzamendi era la referencia goleadora del conjunto orientado por Héctor Veira y, en sus dos pasajes por el equipo argentino, anotó 33 goles en 94 presencias. El hombre nacido en Durazno fue el segundo máximo artillero de la banda con seis tantos, solo superado por Ramón Centurión quien cosechó siete dianas.

La elegancia del Príncipe y un mediocampista fundamental

El plantel de 1996 estaba integrado por jugadores jóvenes y de experiencia, pero todos ellos talentosos. Los goles de Hernán Crespo le dieron la copa a River al derrotar a América de Cali, pero la elegancia de su juego pasaba por los pies de Enzo Francescoli.

Tras su pasaje por el fútbol francés entre 1986 y 1994, el Príncipe retornó al Río de la Plata para jugar en River por segunda vez, luego de hacerlo entre 1983 y 1986. Cruzar el Atlántico no le permitió integrar el plantel que obtuvo la primera Libertadores; no obstante, sí lo hizo una década más tarde portando la cinta de capitán. Enzo fue el segundo máximo artillero riverplatense al marcar seis goles detrás de Crespo, quien anotó en 10 oportunidades.

Otro uruguayo que integró este plantel fue Gabriel Cedrés. Llegó al millonario en 1994 tras debutar en 1988 en Peñarol y jugar una temporada para Argentinos Juniors en 1993. El mediocampista fue titular en la segunda final acompañando a Marcelo Escudero, Matías Almeyda y Ariel Ortega.

Los cuatro fantásticos y el despertar de un gigante

La conquista de la Copa Sudamericana invitaba a River a meterse entre los grandes del continente, un lugar del nunca se podía haber ido. La conducción de Marcelo Gallardo jugó un papel fundamental en la coronación de 2015 y estuvo acompañada por cuatro uruguayos.

Camilo Mayada, Carlos Sánchez, Tabaré Viudez y Rodrigo Mora integraron el plantel campeón de la tercera Copa Libertadores riverplatense, luego de vencer a Tigres en la final. Sánchez, el único de los charrúas que disputó los dos encuentros ante el elenco mexicano, marcó un tanto en el partido de vuelta que terminó 3-0 a favor del equipo argentino. Viudez y Mora integraron el once inicial que jugó en Monterrey, mientras que Mayada acompañó a Sánchez en el duelo celebrado en Buenos Aires.

Tres campeones en la final más loca

La edición de 2018 se recordará por los obstáculos atravesados. Duelo de rivales íntimos, lluvia torrencial, violencia fuera del estadio, tres suspensiones y el partido de vuelta jugado en Madrid, fueron los condimentos que se hicieron presentes en esta definición.

A pesar de los contratiempos, River venció 3-1 a Boca Juniors, su oponente de todas las horas. En esta oportunidad no hubo uruguayos en el inicio de los encuentros finales; sin embargo, Camilo Mayada ingresó en el minuto 73 y asistió a Juan Fernando Quintero para el 2-1 parcial. Rodrigo Mora, retirado a inicios del presente año y Nicolás de la Cruz, futbolista que jugará este sábado en la final de Lima ante Flamengo, formaron parte de esa expedición rojiblanca por tierras españolas.

Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Copa Libertadores