Conectá con nosotros

Superclásico

Boca-River, noveno round internacional de una batalla histórica

Hasta acá, el Xeneize y el «Millonario» jugaron seis definiciones por Libertadores, una por Supercopa y una por Sudamericana. En esas ocho definiciones, cinco se definieron en La Bombonera y en cuatro pasó el local. River llega envalentonado, porque hace tres «llaves» que logra salir «vivo» del recinto de su rival de toda la vida y avanzó. Eso sí: jamás le ganó por Copa Libertadores en condición de visitante. Pagaré a la vista para el Muñeco.

Es una de las historias más añejas del fútbol argentino y, sin duda, la rivalidad más famosa fuera de las fronteras y que se disputa en todos los rincones del país. Ex vecinos, Boca y River encarnan la simbiosis y la génesis de los condimentos únicos que posee la Superliga. Y cuando el duelo es «for export», todo se agiganta aún más. Ni hablar si estos dos equipos vienen de definir, mano a mano, la mismísima final de la Copa Libertadores de América. El combo está completo.

En toda la historia, Boca y River jugaron 202 veces por torneos locales y, apenas, 30 por copas internacionales (31, si contamos el 2-0 en el Monumental, el pasado 1 de octubre). De esos 30, 11 fueron del año 2000 para acá. Pero el primer enfrentamiento entre ambos en la arena internacional llegó en 1966, ese año jugaron en la primera fase y volvieron a chocar por Semifinales. El choque en esa instancia, en otro formato, volvió a darse en 1978. En ambas instancias ganó Boca, una definida en su casa, la otra en Núñez.

En 1994 se dio un choque en semis de la Supercopa. Fue un doble 0-0 en el que Boca se impuso por penales, en La Bombonera. Los choques volvieron seis años después, en los cuartos de final de la Copa Libertadores del año 2000. El duelo se definió en La Bombonera con un 3-0 categórico, con goles de Delgado, Riquelme y el regreso de Martín Palermo.

Cuatro años después, en 2004, River tuvo revancha y la chance de definirlo en su casa. Ganó Boca la ida 1-0 con un cabezazo de Rolando Schiavi. La vuelta fue victoria agónica de River, 2-1: golazo de Lucho González, empate de Tevez -y la gallinita- y gol del «Tano» Nasuti. En los penales, el equipo de Carlos Bianchi volvió a amargar al rival de toda la vida.

Pasaron 10 años sin verse las caras en ningún enfrentamiento, por ninguna Copa. Boca siguió gastando a cuenta los dividendos de la Era Bianchi (hasta el 2007, inclusive) y River empezó su camino inexorable rumbo a la B Nacional. El «Millo» volvió y, en esta historia, apareció el gran factor decisivo para River: Marcelo Gallardo.

La Copa Sudamericana 2014, primer torneo internacional de River tras su paso por la B, los encontró de nuevo en Semifinales. Ida en La Bombonera: 0-0 y lluvia de patadas…de River. En la vuelta, en Núñez, Emanuel Gigliotti tuvo en sus pies la chance de continuar la norma hasta ahí y de vaya a saber uno qué cosas más. Marcelo Barovero atajó el penal del «9» y Leonardo Pisculichi puso a River 1-0 y le dio la alegría a su gente. 10 años después. Por primera vez en la historia, River dejaba afuera a Boca en un torneo internacional. 

Y empezó un raid de enfrentamientos, como nunca en la historia: 2015 y 2018, con una final de Copa Libertadores incluida y, ahora, 2019, una semifinal. En 2015, en 8vos de final, pasó River y el último partido se jugó en La Boca. Sin embargo, el juego se suspendió a los 45′ por el episodio del «Gas Pimienta». River no ganó el juego, igualó 0-0 y se clasificó por haber ganado la ida 1-0 y la decisión de CONMEBOL.

En 2018, una vez más, la final se debía definir en el estadio Monumental. Los piedrazos al micro de Boca llevaron la final a Madrid. Allí ganó River, 3-1 y levantó al Copa. ¿La ida en La Bombonera? 2-2. 

Esta semifinal es la novena serie mano a mano entre ambos en Copas Internacionales. Seis fueron por Copa Libertadores, Boca se impuso en 1966, 1978, 2000 y 2004, River lo hizo en 2015 y 2018. El Millo también se quedó con la semi en la Sudamericana 2014 y el Xeneize ganó la misma instancia, en la Supercopa 1994.

¿El dato? River jamás le ganó a Boca, en La Bombonera, por Copa Libertadores. Ni aún pasando la llave. Tampoco lo pudo hacer en la Sudamericana, llave en la que igualó 0-0. Asoma un pagaré para Gallardo y los suyos. Del lado de Boca, buscarán invocar a las musas del pasado y lograr volver la historia al lugar que tuvo habitualmente, hasta que llegó Gallardo para emparejar las cosas. De ocho series, Boca se llevó 5, el elenco de Núñez 3 y está en buena posición para llevarse la cuarta. O para que Boca vuelva a poner la Casa en orden.

Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Superclásico