Conectá con nosotros

Basketball

Fiesta completa: Uruguay 64 – 62 Puerto Rico

En la inauguración deportiva de un repleto Antel Arena, Uruguay consiguió una importantísima victoria que lo deja con claras chances de llegar al Mundial China 2019.

 

Fue una noche muy especial. Antes del comienzo del partido se sentía un clima distinto, donde la alegría y la novedad de la jornada que se vivía por ser el primer partido en el nuevo escenario, se mezclaba con la nostalgia que trae el recuerdo del Cilindro Municipal, que alojó grandes momentos del básquetbol uruguayo.

Esa misma mezcla de emociones la sintieron los jugadores, quienes desde el arranque del encuentro, se mostraron muy concentrados sobre todo en la faceta defensiva del juego, parte fundamental en el rendimiento del equipo, donde se mostró una actitud bien agresiva e intensa a la hora de marcar y no permitir las corridas del rival, lo que permitió mantenerse siempre en partido a pesar de los embates puertorriqueños.

Además del trabajo colectivo, Uruguay tuvo en Esteban Batista y en Mathías Calfani, a sus dos mejores exponentes individuales que aparecieron en los momentos más calientes de la jornada y fueron fundamentales para lograr el triunfo, además de un destaque especial para Gustavo Barrera a cargo de repartir el juego y marcar al más complicado en el visitante, David Huertas.

Batista desde el comienzo tomó las riendas ofensivas y estuvo intratable en la pintura, donde siempre lastimó a la defensa adversaria y, pese a los cambios de marca que se le intentaron aplicar, siempre se las arregló para gobernar esa zona álgida del partido. También fue importante el aporte de Kiril Wachsmann quien, en los minutos que le tocó ingresar para dar descanso al pivot titular, logró recolectar una buena cantidad de rebotes en ambos lados.

Por su parte, Calfani fue decisivo en una noche que aportó mucho desde la parte defensiva siempre atento para el retroceso en los ataques rápidos de los boricuas. Pero su contribución más determinante surgió en el cuarto final donde, a falta de 4 segundos para el cierre y con varias ofensivas consecutivas sin llegar a buen puerto, puso una bomba de tres puntos para dejar el marcador en 63-60 e hizo estallar de alegría a todos los presentes.

Igualmente, el nerviosismo no terminó ahí, ya que inmediatamente después de esa jugada, se cobró a favor de Puerto Rico una increíble falta de tres tiros, de los cuales David Huertas, la figura boricua que venía metiendo todo lo que tiraba, convirtió solamente dos y el cotejo arrojó el resultado que todos esperaban: una fiesta completa.

Estadísticas Oficiales

Foto: FIBA

Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Basketball