Conectá con nosotros

Futbol 2

Sorpresa y media

EL PARTIDO DE LA SEMANA 

Los Dallas Mavericks aprovecharon las ausencias de los Golden State Warriors para llevarse el triunfo por 112 a 109 en un partido con mucha defensa y emoción hasta el final.

Usualmente son muy pocas las chances de ganarle a un equipo como Golden State. Para que esto pase se tienen que combinar dos cosas: estar enchufado los 48 minutos del partido y tener la suerte de que los tiradores de la bahía dorada tengan una mala noche. Precisamente esto fue lo que pasó ayer y de esta forma los Dallas Mavericks lograron un triunfo vital, aprovechando también las ausencias de Stephen Curry y Draymond Green.

La clave estuvo en la defensa. A no ser por los Rockets, ningún otro equipo de la NBA puede pretender sostener el ritmo de anotación de los Warriors, por lo que es necesario bajar la velocidad del partido y estirar las posesiones al máximo: cuantas más posesiones hayan en un partido más chances tiene Golden State. Dallas impuso este estilo de juego bajando el nivel de anotación de los actuales campeones, que hicieron solo 9 triples en todo el partido terminando con un muy pobre 27% de anotación desde esa área.

Durant estuvo incontenible los primeros tres cuartos, pero en el último fue muy defendido por Harrison Barnes que le «tocó bailar con la más fea» y cumplió de gran manera, bien acompañado por sus compañeros que siempre saltaban a la ayuda en tiempo y forma. El resto prácticamente no apareció, salvo algunos chispazos de Thompson y Lee en la primera mitad y una racha de triples de Cook.

Resultado de imagen para dallas mavericks golden state warriors

La gran defensa de Barnes sobre Durant fue una de las claves de la victoria de los Mavs. Foto: The Smoking Cuban

La contracara de esto fueron los Mavericks que tuvieron un goleo muy repartido: todos los titulares + JJ Barea (el sexto hombre) terminaron con doble dígito. Tuvieron además un gran trabajo en los rebotes ofensivos, lo que les dio la posibilidad de anotar muchos puntos en segundas oportunidades.

Se mantuvieron cerca en el marcador todo el partido y no les tembló el pulso sobre el final para cerrar el partido. Ahí Lucka Doncic mostró que es un jugador de primer nivel apareciendo en todo su esplendor con puntos claves. El esloveno juega muy bien el uno contra uno y aprovecha su altura y físico para llevar al poste bajo a escoltas de menor estatura. Si le cambian la marca colocándole un 4, ahí aprovecha su dribble y mayor velocidad. Con él, en Dallas comienza a haber una ilusión que no existía hace mucho tiempo: la idea de que puede haber vida después de Nowitzki.

Sorpresa y media de los Mavs para lograr la cuarta victoria al hilo. Empiezan a acomodarse en la tabla y se acercan a puestos de playoffs.

Las figuras

Luka Doncic: 24 pts. 9 rebotes

Harrison Barnes: 23 pts. 8 rebotes

Kevin Durant: 32 pts.

El desaparecido

Andre Iguodala: 0 de 4 en triples y sólo 8 pts.

El dato

Los Mavericks no le ganaban a los Warriors desde el 2015.

 

Twitter: @DeFajaNBA
Facebook: De Faja NBA

Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Futbol 2