Conectá con nosotros

Columnas

Los clubes elevan un nuevo recurso al TAS, medida de no innovar

Solicitan una medida cautelar de no innovar, por la que AUF no pueda ser desafiliada aunque no se apruebe el nuevo Estatuto.

Los clubes que apelaron al Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) la intervención de la AUF decretada el pasado 21 de agosto por la FIFA redoblan este viernes la apuesta al interponer un nuevo recurso en el mismo ámbito contra el organismo rector del fútbol mundial.

Diez instituciones de Primera División y cuatro de la Segunda División Profesional solicitan ahora al TAS que dicte una medida cautelar de no innovar, que inhiba a la FIFA de tomar ningún tipo de medida respecto a la AUF hasta que el tribunal con sede en Lausana no emita el fallo referido a la intervención que pesa sobre la entidad que rige los destinos del fútbol uruguayo.

De esta manera, las instituciones procuran que la FIFA no pueda ejecutar la advertida desafiliación de la AUF para el caso de que el 2 de diciembre la Asamblea de Clubes no haya aprobado el nuevo modelo de Estatuto requerido por aquella.

Según dijeron a ECOS varios presidentes de los clubes que interponen este segundo recurso contra la FIFA, la decisión de actuar en este sentido “estaba prevista desde hace tiempo”, pero en las últimas horas resolvieron llevarla adelante como consecuencia de que FIFA observó un proyecto de Estatuto consensuado por un importante número de instituciones entre las que también se contaban Nacional y Peñarol, y que para la crucial Asamblea de Clubes que se llevará a cabo el viernes 30 de noviembre parecía contar con al menos 13 votos, una mayoría suficiente como para aprobarlo.

Ese proyecto -flexibilizador, respecto a otros planteados antes- proponía la creación de un Congreso con 78 votos: 46 del fútbol profesional (60%), 20 del fútbol amateur (26%) y 12 de los denominados grupos de interés (14%).

Concretamente, el modelo preveía 32 votos de los 16 clubes de Primera División; 14 votos de los 14 de la Segunda División Profesional; 8 votos de la Segunda División Amateur (“C”); 8 votos del Fútbol del Interior (OFI); 2 votos del Fútbol Femenino; 2 votos del Fútbol Sala; 4 votos de los Jugadores; 4 votos de los Entrenadores; y 4 votos de los Árbitros.

El proyecto fue presentado el miércoles de tarde por el grupo de clubes encabezados por Peñarol y Nacional a los integrantes del Comité de Regularización de la AUF presidido por Pedro Bordaberry, pero ni bien el cuerpo normativo fue trasladado a la Conmebol para que ésta hiciera lo propio a la FIFA, este jueves el máximo organismo del fútbol mundial le hizo dos observaciones que, a su vez, al menos diez instituciones de Primera División no están dispuestas a aceptar para incluirla en el nuevo Estatuto que será puesto a consideración en la asamblea del 30 de noviembre.

La FIFA hizo saber que el fútbol del interior y la Segunda División Amateur (“C”) no pueden tener el mismo número de votos en el Congreso, porque la OFI abarca a una cantidad muy superior de clubes y jugadores; y, además, rechazó la posibilidad de que el Consejo Ejecutivo de la AUF siga teniendo cinco integrantes, como ocurre ahora y tal cual lo propuso el modelo que tendría el respaldo de al menos 13 clubes.

Por contrapartida, además, FIFA hizo llegar al Comité de Regularización el proyecto de Estatuto que considera que debe aprobarse el 30 de noviembre, y que maneja integraciones del Consejo Ejecutivo y el Congreso, que son diferentes a las propuestas por esa mayoría de clubes.

Para FIFA, el Congreso debe ser de 37 votos, repartidos de la siguiente forma: 16 de los 16 clubes de Primera División; 6 de los 14 clubes de la Segunda División Profesional (“B”); un voto de los 14 clubes de la Segunda División Amateur (“C”); 5 del Fútbol del Interior (OFI); uno del Fútbol Femenino; uno del Fútbol Sala; 5 de los Jugadores; uno de los Entrenadores; y uno de los Árbitros.

De acuerdo a ese modelo, el fútbol profesional tendría el 59% de los votos (del Congreso; el fútbol amateur el 22%; y los grupos de interés el 19%.

Además, la FIFA propone un Consejo Ejecutivo de 7 integrantes, en lugar de 5, que serán electos de este modo: el Congreso elige al presidente; éste designa a otros tres neutrales; y el fútbol profesional, el fútbol amateur y los grupos de interés harán lo propio con los tres restantes, que representarán a cada uno de esos sectores.

A su vez, FIFA mantiene la exigencia de que uno de los siete integrantes del Consejo Ejecutivo de la AUF debe ser una mujer.

Así, pues, a tan sólo 17 días de que expire el plazo impuesto por FIFA para que se apruebe el nuevo Estatuto de la AUF como única forma de evitar la desafiliación de la entidad rectora del fútbol uruguayo, se produjo el nuevo y sorpresivo trancazo, tras el cual surgió la decisión de diez clubes de Primera División y cuatro de la Segunda División Profesional de jugar una carta que tenían guardada en la manga.

Eduardo Carlezzo, abogado brasileño especialista en derecho deportivo que representa a ese grupo de instituciones de recurrió al TAS por la intervención de la AUF, presenta hoy al tribunal con sede en Lausana una solicitud para que dicte una medida cautelar de no innovar, por la cual -en caso de que el TAS se expida en forma favorable a los clubes uruguayos- la FIFA no podría adoptar ninguna medida referida a la AUF, entre ellas la de desafiliarla si el 2 de diciembre el nuevo Estatuto aún no ha sido aprobado.

 

 

 

Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Columnas