Conectá con nosotros

España

Espectáculo en el Camp Nou

Un Betis atrevido gana a Barcelona (3-4) en el Camp Nou después de superarlo claramente en juego y garra. Los de Valverde mantienen el liderato pero pierden solidez.

Hacia dos años que Barça no perdía un partido de liga en el Camp Nou. Durante todo este tiempo se encontró con rivales que le hicieron todo tipo de planteamientos futbolísticos: lo esperaron atrás, le presionaron en la salida de balón, le taparon las bandas, haciendo pasillos interiores e incluso apostando por marcajes individuales por todo el terreno. Lo probaron todo para frenar a un equipo que casi siempre había encontrado el antídoto a cualquier propuesta del rival. Hasta ayer, contra el Betis. El fútbol premió la valentía y la defensa de una idea por encima de cualquier circunstancia. Premió la atractiva propuesta del Betis de Quique Setién, que llegaba al Camp Nou con solo un punto de los últimos doce disputados en liga. Pero, pese a estas cifras, nadie tenía la más mínima duda que los verdiblancos defenderían su propuesta futbolística más allá de la dificultad del momento y del escenario.

Y lo hicieron delante de un Barça que recuperó a Messi y que salía con Malcom en el lugar de Coutinho. Valverde lo quería premiar por su gol en Milán y la buena tarea hecha en silencio, todo lo contrario que Dembélé, un descartado por el técnico. El resto del equipo, el de siempre, el titular. Con una nueva parada por fecha FIFA la semana que viene, Valverde no quería experimentos. Por los primeros minutos de juego, no parecía que Barcelona pasaría por un calvario como el de los tres primeros cuartos de hora. Malcom se mostraba eléctrico por la banda, los centrocampistas y los delanteros presionaban bien la salida del balón de Betis, que perdieron más de uno en los cinco primeros minutos. Pero, se sabia que los de Setién son un equipo que también quieren ser protagonistas en los partidos y que tiene jugadores con calidad suficiente para serlo. Setién planteó un 3-5-2 que sorprendió a Barça que en una primera mitad le pasaron por arriba.

Tenían mucha superioridad en el medio del campo, y Tello y Junior a las bandas, a los cuales Messi y Malcom no terminaban de seguir y que hicieron mucho daño. Precisamente fue Junior quien avanzó a los andaluces después de recibir en el espacio, encarar y superar con facilidad a Sergi Roberto antes de batir a Ter Stegen con un chute seco. Lenglet tuvo el empate después de una falta servida por Messi, pero Pau López, estuvo perfecto en la estirada. Ya se sabe que Barcelona sufre en el juego sin pelota y lo hizo mucho en el primer tiempo. Betis hizo el segundo en otra jugada rápida iniciada por Junior, que centró la pelota, ningún defensor del Barça la pudo rechazar y llegó a los pies de Tello que la pasó a Joaquín para hacer el segundo. El resultado era absolutamente merecido teniendo en cuenta lo que estaban haciendo los dos equipos en el césped.

Con el partido tan cuesta arriba, Barcelona necesitaba una reacción desde el primer minuto del complemento. Valverde hizo entrar a Arturo Vidal por Arthur, con la intención de ser más intensos y morder más en camp contrario en la presión. Parecía que le servia porque el equipo azulgrana dispuso de cuatro buenas ocasiones consecutivas: de Vidal, Messi, Busquets y Luis Suárez. Pero, cada vez que Betis pisaba el campo rival lo hacia con peligro y Tello estuvo a punto de hacer el tercero con un chute ajustado en el palo. Barça consiguió ponerse en el partido después de un penal cometido sobre Jordi Alba que Messi transformó. Quedaba tiempo para la remontada, pero uno de los que nunca fallan, Ter Stegen, lo hizo intentando bloquear un tiro de Lo Celso que se le escapó de las manos y subió al marcador. Con el 1-3 y delante de un solvente Betis, la remontada parecía imposible pero Vidal siguió poniendo emoción al partido después de una asistencia de Munir, que había entrado en el lugar de Malcom. Los verdiblancos seguían haciendo las cosas bien, mientras que Barcelona parecía basarse en la épica y el talento de sus jugadores. Junior tuvo el cuarto poco antes de que Rakitic fuera expulsado con doble amarilla después de hacer una entrada por detrás a Lo Celso, que poco después asistió a Canales que hizo el cuarto y parecía que sentenciaba el partido. Pero, un gol de Messi concedido por el VAR mantuvo unos últimos minutos de falsa esperanza que liquidaron con una derrota por 3 goles a 4.

Barça mantiene el liderato pero con esta fragilidad defensiva el campeonato se le pone cuesta arriba. Se tendrá que solucionar rápido porque el próximo partido es, ni más ni menos, contra Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano. 

 

Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en España