Conectá con nosotros

DEPORTES

Completando el proceso

Los Sixers llegaron a un acuerdo con los Wolves para quedarse con Butler a cambio de Saric, Bayless y Covington. Con la llegada del escolta se potencian enormemente y sacan chapa de candidatos en el este.

Los Wolves estaban contra la espada y la pared y los Sixers sacaron provecho de esta situación. Con esa frase se podría resumir el traspaso realizado entre estos dos equipos que llevó a Jimmy Butler (acompañado del Justin Patton) a Philadelphia a cambio de Dario Saric, Robert Covington, Jerrid Bayless y una segunda ronda del draft 2022.

Butler no estaba cómodo en Minnesota y su molestia tenía que ver con la falta de compromiso y el individualismo de las estrellas jóvenes del equipo: Town y Wiggins (especialmente este último). Su rendimiento personal la temporada pasada fue muy bueno, pero la química a nivel colectivo nunca existió y el equipo no terminó de despegar.

Los Wolves no tenían otra salida, ya que nunca conviene que un jugador descontento se quede en un equipo en contra de su voluntad. Por más dolorosa que resultará la salida de una estrella como Butler debían dar ese paso para cortar de raíz un problema de vestuario que se trasladaba a la cancha: el equipo clasificó sufriendo a playoffs la campaña pasada (sucumbiendo rápidamente ante los Rockets)  y el comienzo este año ha sido pobre.

Los Sixers aprovecharon el enojo de Butler y lograron un cambio muy beneficioso. Tienen un equipo explosivo con dos figuras jóvenes de enorme proyección como Simmons y Embiid, que ahora se sentirán respaldadas por una estrella de suma experiencia y calidad probada. La juventud le ha pasado factura a los Sixers en muchas ocasiones, perdiendo partidos en los minutos finales por toma de decisiones erróneas (pérdidas, tiros apurados,etc.). Butler parece ser el salto de calidad que precisan los Sixers para convertirse en candidatos claros, teniendo ahora a un jugador que pueda hacerse cargo del equipo en los cierres de los encuentros.

Butler tendrá en los Sixers el mismo rol que venía asumiendo en los Wolves, pero el panorama será otro: a diferencia de Towns y Wiggins, Simmons y Embiid no acaparan las ofensivas. Butler no se sentirá opacado y tampoco se dará la discusión de quien debe tomar más tiros, de hecho Simmons es un jugador que se dedica casi que exclusivamente a asistir.

En la otra vereda, lo único beneficioso de todo esto es la llegada del versátil Dario Saric. Puede jugar tanto de 3 como de 4 y aporta en todos los rubros: puntos, defensa, rebotes y asistencias. No es una superestrella ni mucho menos, pero en cuanto a rendimiento es sumamente regular. Respecto a las otras dos incorporaciones, con Bayless gana intensidad y con Covington tiro de tres, pero ambos son muy inconsistentes y sus lagunas entre partidos y dentro de los mismos partidos son grandes.

Los Sixers se aprovecharon de la necesidad de los Wolves y encontraron la pieza perfecta para completar el proceso.

De Faja NBA
@defaja2015

Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en DEPORTES