Conectá con nosotros

Futbol 2

Al todo o nada

Se aproxima una temporada bisagra para los Toronto Raptors. La apuesta por Leonard puede significar la lucha por el titulo o el fin de un ciclo.  

La derrota categórica en las semifinales de conferencia frente a los Cavaliers marcó el final de la era Casey, un dt que hasta ese entonces era incuestionable. Este nuevo fracaso en instancias definitorias, llevó a la directiva canadiense a abandonar un camino seguro para realizar una apuesta fuerte pero arriesgada.

Los Raptors fueron uno de los equipos más sólidos de la NBA en los últimos tiempos, pero les faltó jerarquía en los partidos definitorios y en los momentos en los que uno más precisa a sus lideres, DeRozan no apareció. Volvió a quedar la sensación que a pesar de la gran temporada realizada, el equipo no estaba del todo maduro. Y esta vez los Raptors no optaron por seguir apostando a un proceso sino que decidieron tomar el camino más corto, yendo a buscar a una figura consolidada como Leonard que les asegura ser candidatos de fierro en el este.

Sin embargo, esta apuesta es muy riesgosa. Por un lado tuvieron que dejar ir a su jugador más desnivelante (tal vez el mejor de la historia de los Raptors), el cual se encontraba totalmente identificado con la franquicia. Fue una decisión cuestionada y si los resultados no acompañan será un motivo de queja y polémica constante.

Por otra parte, todos los rumores indican que Leonard no quería jugar en los Raptors y prácticamente fue arrastrado hasta Canadá. Otros hasta aseguran que Kawhi estará de paso en Toronto hasta encontrar nuevo equipo la próxima temporada. A todo esto hay que sumarle que es un jugador que casi no jugó la temporada pasada por lesión y por problemas con la dirigencia de los Spurs. Sin dudas, no es la mejor carta de presentación para un jugador frente a los hinchas.

Nadie tiene dudas que Leonard puede ser igual de desnivelante que DeRozan en ataque, e inclusive es más fuerte en defensa siendo prácticamente impasable en el mano a mano y teniendo un gran timing para robar pelotas y poner tapas. Lo que tiene que demostrar es su capacidad de liderazgo, justo lo que le ha faltado a los Raptors y lo que desencadenó la salida de DeRozan.

En definitiva, si Leonard demuestra compromiso y alcanza su nivel, los Raptors son principales candidatos en el este ya sin la sombra de Lebron. Si el ex Spurs no entra en ritmo, Toronto habrá dejado ir a su principal ídolo cambiándolo por un jugador que llegó para estar de paso y a partir de ahí tendrán que volver a empezar.

Al todo o nada, blanco o negro, este es el presente que viven los Toronto Raptors de cara al inicio de una nueva temporada.

Twitter: @DeFajaNBA
Facebook: De Faja NBA

 

Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Futbol 2