• Sunday, July 14, 2024

Uruguay: El cuestionamiento a Bielsa que se le hizo a Tabárez en 2018

Fotos: Getty Image

Con seis años de diferencia se dieron dos situaciones muy similares que generaron la misma pregunta: ¿debieron poner a los titulares en el último juego?

Lunes 25 de junio de 2018. Samara, Rusia. Uruguay acaba de ganarle 3-0 al seleccionado local por 3-0 con un gol de tiro libre marcado por Luis Suárez, uno de Chéryshev en contra luego de un remate de Diego Laxalt y el restante de Edinson Cavani. La Celeste avanzó así a octavos de final de la Copa del Mundo como primero del grupo pero se abría una discusión: ¿hizo bien Oscar Tabárez en utilizar a los titulares aquel día cuando ya estaba asegurado el pasaje a la siguiente ronda?

Lo que se cuestionó fue que muchos de esos futbolistas venían de hacer un gran desgaste en la temporada recientemente finalizada y quizás era bueno administrar las cargas para lo que vendría. En épocas de prepandemia solo había tres cambios y el seleccionador uruguayo había optado por reemplazar a dos de los más jóvenes (Rodrigo Bentancur y Nahitan Nández), dejando en el campo a los de más edad y actividad en el año, porque Cavani (el tercero reemplazado) dejó el campo a los 90’+3.

Esta inquietud se terminó por convertir en un problema real un partido después, porque justamente el Matador fue la figura en la victoria 2-1 sobre la Portugal de Cristiano Ronaldo (convirtió ambos tantos) pero al costo de perderse el duelo por cuartos de final con Francia (a la postre el campeón) que culminó con derrota por 2-0, ya que sufrió una lesión muscular en los últimos minutos ante los lusos. Justo faltó él, Edi, que venía de convertirse ese año en el goleador histórico del Paris Saint-Germain y era el jugador más respetado por los franceses.

Lunes 1° de julio de 2024, algo más de seis años más tarde, la situación es similar y se repite, aunque con algunos matices. En Kansas City (Estados Unidos) y por la Copa América, Uruguay derrota 1-0 al local con gol de Mathías Olivera y gana el grupo para avanzar a cuartos de final, donde ya se sabe chocará con Brasil el sábado 6 a la hora 22 en Las Vegas. Nuevamente está la discusión de si Marcelo Bielsa, técnico de La Celeste, hizo bien en mantener a la oncena titular que venía de golear 5-0 a Bolivia o debió rotar algo para cuidar energías. Hay que tener en cuenta un par de situaciones distintas a las de 2018: por un lado que ahora se pueden hacer cinco cambios y por otro que Uruguay no estaba matemáticamente clasificados, porque si perdía por una buena diferencia de goles y ganaba Panamá por una ventaja importante podían pasar los canaleros y Estados Unidos.

Otro matiz es que durante el partido con los norteamericanos perdió por un golpe en la cabeza a Maximiliano Araújo, que hasta entonces había sido el futbolista de mejor rendimiento de la Copa América superando a un tal Lionel Messi.

Además del cuestionamiento similar que se le hizo en la década pasada a Tabárez, quedó la sensación una vez más de que los cambios durante el partido fueron tardíos, porque (sin contar el ingreso de Cristian Olivera por el lesionado Maxi Araújo a los 27’) fueron en los últimos 20 minutos: Josema Giménez entró a los 72’ por un tocado Matías Viña, Bentancur lo hizo a los 79’ por un fundido Nico De la Cruz y Sebastián Cáceres y Luis Suárez ingresaron al minuto 89 por Manuel Ugarte y Darwin Núñez. Incluso el ingreso del Pistolero por Darwin debió haberse dado mucho antes porque el goleador de la Era Bielsa estaba con tarjeta amarilla desde el final del primer tiempo.

Para quien esto escribe fue correcto que Bielsa pusiera lo mejor, porque se sabía que el rival iba a ser muy duro ya que estaba obligado a ganar para clasificar, más siendo el dueño de casa. Además, era una buena ocasión para consolidar una oncena en cuanto a funcionamiento y probarla en un partido realmente exigente, porque más allá de que Panamá fue la sorpresa del grupo y con todo el respeto que se merece el seleccionado canalero así como Bolivia, no parecían al nivel de competirle a Uruguay, lo cual quedó demostrado con que La Celeste les hizo 8 goles sumando ambos enfrentamientos.

No obstante, sí hay que marcar que en el entretiempo (0-0), cuando ya se veía que Estados Unidos no estaba en condiciones de golear a Uruguay y que en el otro partido Panamá tampoco era una fuerza tan superior a Bolivia (vencía 1-0), o bien en los primeros minutos del complemento se debió haber hecho alguna variante para cuidar futbolistas.

Tal como ocurrió en Rusia 2018, las consecuencias se verán ahora, en el próximo enfrentamiento con Brasil, que no es una final anticipada ni mucho menos, pero que sin dudas es el mejor partido de los cuartos de final de la Copa América 2024.

No comments yet! You be the first to comment.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *