• Friday, January 27, 2023

Elche empató 1-1 ante Osasuna y por poco no consiguió su primer triunfo

Elche rozó su primera victoria en esta temporada de La Liga, pero no lo consiguió. Los de Machín, reaccionaron a un flojo primer tiempo para acabar igualando el gol inicial de Chimy Ávila gracias a un gran Carmona. Osasuna fue mejor en la primera mitad, pero después se vio desbordado por un empuje arrollador del conjunto de Machín, que lleva dos jornadas sumando.

Fue una parte para cada equipo. Pero la sensación general fue que el Elche mereció más. La acumulación de los goles esperados de ambos equipos nos dicen que lo más justo, en función no sólo del número de ocasiones, sino de la peligrosidad de las mismas, es que hubiera ganado el equipo ilicitano.

Ávila se encargó de abrir el marcador. Y ya van seis veces. El que más lo ha hecho en La Liga junto a Lewandowski. El argentino se elevó hasta casi la mitad del cielo para rematar de cabeza con violencia un centro de Kike Barja y que se fue a la red tras pegar en el larguero.

Hasta ahí, los de Arrasate llevaron el peso del encuentro, aunque fueron pocas las llegadas que tuvo en el encuentro. El Elche trató de despertar pero tuvo más ganas que poder. Su producción ofensiva se limitó en la primera mitad a un remate de cabeza de Lucas Boyé a la salida de un córner. Habían pasado 28 minutos.

El segundo tiempo fue otra cosa. Los de Machín fueron capaces de subir una marcha y desconectar a Osasuna. Fue una mano de David García dentro del área y que el colegiado decretó como falta al defensor lo que enchufó al equipo. A partir de ahí, la balanza cayó del lado local.

Lucas Boyé tuvo un minuto después el empate y también pudo hacerlo de cabeza. Entre medias lo intentó Pere Milla. Arrasate se vio obligado a mover el banquillo pero justo después llegó el empate. Fue en un contragolpe que se inició en el córner izquierdo del Elche y que, en pocos toques, viró hasta el área osasunista. Carmona, con un zapatazo a la escuadra, rubricaba una excepcional jugada.

Los de Machín no se quedaron ahí y siguieron insistiendo, aprovechando el subidón del gol. Otro disparo de Carmona y un remate poco certero de Raúl Guti llevaron el ‘huy’ a la grada. Osasuna, que apenas ofreció sendos remates mansos de Budimir y Kike García, pudo resistir.

El punto se le queda corto a un Elche que necesita con urgencia sumar de tres. Pero la sensación que deja tras el partido y con un segundo empate consecutivo es que hay un cambio que invita a pensar en que el milagro es posible. Osasuna, por su parte, frena una línea ascendente pero sigue en con el sueño intacto de luchar por Europa.

No comments yet! You be the first to comment.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *